Ciudadanos perderá en mayo a sus dos únicos alcaldes en León y ve “complicado” mantener el diputado provincial

Los alcaldes de Acebedo y Riaño, flanqueando a la leonesa responsable autonómica de Ciudadanos, Gemma Villarroel.

La naranja pierde vitaminas. De cara a las próximas elecciones municipales de mayo de 2023 en la provincia de León, el empuje reformista y anti bipartidista que aupó a Ciudadanos hace menos de cuatro años ni siquiera esperará al plazo de formalización de candidaturas, previsto para febrero, para certificar que su soplo ha perdido una parte importante del fuelle.

El principal síntoma es que a día de hoy ya está decidido que ninguno de sus dos únicos alcaldes en León, los de Riaño y Acebedo, van a repetir en sus respectivos ayuntamientos bajo las siglas de Cs. Una pérdida que se antoja muy difícil de recuperar, lastrada la formación además por un declive de calado nacional que antes, hace apenas un año, en las adelantadas elecciones autonómicas en Castilla y León, hizo que tan sólo permaneciera un procurador naranja en el hemiciclo, el otrora todopoderoso vicepresidente de la Junta Francisco Igea.

La de sus pocos alcaldes que ya han decidido su huida de la formación es la gota que parece colmar las expectativas poco halagüeñas. De los tres regidores que salieron de las últimas elecciones, el de Villademor de la Vega, Aquilino López Ramos, ya dimitió hace meses dejando el bastón a la portavoz del PP, Nuria Ámez.

Por su parte, Eel alcalde de Acebedo, el veterano Isidoro Díez Valdeón, que ya fue electo 20 años por UPL y también como independiente, no oculta no sólo que es una resolución definitiva la de irse de la formación sino que termina muy desencantado de su relación con un partido por “el que me presenté muy convencido pero en el que fui viendo una mala situación interna a nivel provincial”. Además, bajo su punto de vista, con muy poco miramiento “hacia los pequeños municipios” como el suyo, con poco más de 200 vecinos. “Al margen” de Ciudadanos es como dice sentirse, y hace demasiado tiempo ya.

Por su parte, Fernando Moreno, regidor que probó suerte con mucho éxito en el simbólico Riaño de la Montaña Oriental leonesa, si bien no ha atendido a los numerosos requerimientos de este medio, sí es vox pópuli que rehúsa continuar con la formación naranja.

Una vez claro esto, todavía no ha deshojado la margarita de si repetirá en la agotadora vida municipal y, en caso de seguir, bajo qué siglas hacerlo. Mucho le tientan UPL y PSOE, cuando menos, confirman fuentes de ambas formaciones, animados además por la difícil batalla que se librará habrá en el seno del partido judicial de Cistierna y que puede ser crucial para la gobernabilidad de la Diputación de León.

La líder leonesa Gemma Villarroel, presidenta de Ciudadanos de toda Castilla y León pero además única diputada provincial y concejala portavoz en el Ayuntamiento de León, a pesar de la 'espantada' de sus mínimos alcaldes, aún manifiesta que “tengo esperanza” y lo viene a ejemplificar en que “a día de hoy en la provincia tenemos (la certeza de) cuatro candidaturas nuevas” de gente, defiende, que “aún ven a Ciudadanos un partido imprescindible, reformista y honesto”. “Pelearemos”, resume.

Villarroel acusa de “bulling” `político a PP y PSOE

Sin embargo, es consciente de ha habido criticas internas de algunos de sus cargos, no así de otros “como Rodrigo (Valle)”, portavoz naranja en el cuatro ayuntamiento de la provincia, Villaquilambre, a quien pone de ejemplo positivo.

Asume también que la actual rivalidad interna nacional afecta, “pero sobre todo en las grandes capitales”, matiza. Y achaca también posible influencia al duro efecto que cree que causa el “intento de reformar, modernizar, luchar contra el clientelismo implantado”, junto con lo que no duda en tildar de “acoso, bulling” de otros partidos tradicionales en su contra. Porque hace casi cuatro años “estábamos de moda y por eso vino mucha gente que no miraba las siglas sino el bien de su pueblo”, a un “partido distinto y de las reformas·” que atrajo a “gente que ”ni lloran ni patalean“.

El distanciamiento actual, de confirmarse en las inminentes candidaturas que Ciudadanos presentará “en febrero” para la provincia de León, no lo atribuye la también diputada provincial a mal trabajo desde el Palacio de los Guzmanes, donde, defiende “hemos sido super accesibles” y “aprobado más de 75 iniciativas sólo leonesas, cuando el PP dudo que llegue a 10 que sean propias y no nacionales”. A afirma que “ha habido reuniones todos los meses, salvo en pandemia, con nuestros cargos públicos, eso no lo hace ningún partido”.

Con este panorama, inasequible al desaliento, Villarroel lo ve “complicado” pero promete que “lo pelearemos”, en referencia a conservar la única acta provincial en la Diputación, porque “sería una pena perder ese impulso”. Y sobre todo que en las tornas electorales esa acta caiga del lado de Vox o que “todo quede como estaba” antes de su irrupción, con PP y PSOE alternándose en el poder provincial “con impunidad, de manera monolítica”. En mayo será el momento de saber si, tras las hecatombes autonómicas y nacional, se conserva o no un suficiente reducto provincial o local. Y si la naranja mantiene la mecánica, siquiera un poco.

Etiquetas
stats