La Aemet ve “normales” las últimas nevadas aunque reconoce que “hacía tiempo” que no eran tan intensas

Ical

El jefe de Predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, explicó este jueves que las intensas nevadas registradas en la cornisa cantábrica son “normales” para esta época del año cuando se produce la entrada de una masa polar por el norte, si bien admitió que “hacía tiempo” que no se registraban puesto que los últimos inviernos fueron “templados y húmedos”. Además, avanzó que en términos generales dejará de nevar este viernes en la Comunidad aunque en la provincia de León se mantiene hasta el mediodía del sábado, lo que dejará paso a fuertes heladas, que podrían alcanzar los diez grados bajo cero.

Asimismo, el responsable de Aemet explicó en declaraciones a Ical que los habitantes del norte de León y Palencia están acostumbrados a estas precipitaciones blancas que han dejado espesores en algunas poblaciones superiores al metro. Juan Pablo Álvarez recordó que en 2004 nevó con intensidad los días 24 y 25 de diciembre, dejando un manto de 60 centímetros en la ciudad de Burgos, y añadió que en 2007 la situación se repitió, colapsando la circulación por algunas carreteras como la Autopista de la Ruta de la Plata (AP-66), entre León y Asturias.

“Son situaciones normales del norte”, insistió. Explicó que el frente de frío polar ha recorrido una larga distancia el mar, lo que le permite cargarse de “combustible”, es decir, de la humedad necesaria para descargar fuertes nevadas sobre el norte peninsular. Por ello, avanzó que a partir de mañana la situación cambiará por lo que ya no se prevé precipitaciones intensas, si bien admitió que podría continuar nevando en la vertiente asturiana y cántabra de la Cordillera Cantábrica. También en Burgos podría registrase débiles chubascos en el norte por su estructura montañosa.

Finalmente, el jefe de Predicciones de la Aemet indicó que este jueves se registrarán todavía nevadas entre débiles y fuertes en Castilla y León. Se prevén entre diez y 15 centímetros de nieve en áreas de montaña, así como fuertes rachas de viento y heladas, que podrían rozar los diez grados bajo cero. Precisamente, en los próximos días el protagonista será el frío intenso.

Etiquetas
stats