El incendio originado en el Parque Nacional de Picos de Europa en León, controlado pero activo, tuvo un origen intencionado

Imagen de un incendio en una zona protegida de la provincia de León, imaen de archivo.

Redacción ILEÓN

Los servicios de extinción de incendios controlaron a última hora de este viernes el incendio forestal declarado en el corazón del Parque Nacional de Picos de Europa en la vertiente de la provincia leonesa. Las llamas ya están por lo tanto bajo control, aunque todavía permanecen activas en algunos puntos.

El siniestro se había originado poco después de las siete de la madrugada de ayer viernes y hasta ahora la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio no había explicado cuál había sido su origen, ya que estaba en investigación en el punto donde ardía, en montes de la localidad de Cofiñal, en el municipio de Posada de Valdeón.

Sin embargo, en el último parte oficial remitido por la Junta, ya se identifica el origen del siniestro como un origen intencionado, sin dar más detalles al respecto. En el incendio trabajan aún cuatro agentes medioambientales, tres cuadrillas de tierra y un centro de mando, con el fin de refrescar el terreno, y tras haber tenido que intervenir ayer hasta dos helicópteros. Tampoco se han facilitado aún datos respecto a la superficie de esta zona de altísima protección que se ha visto afectada por el fuego.

Por otro lado, los medios de la Comunidad que han trabajado en el fuego de Argozelo (Portugal) durante los dos últimos días se han reducido notablemente tras darlo por controlado el país luso, ya sin llama, cuando se encontraba a solo dos kilómetros de la frontera con Zamora. En estos momentos, el operativo castellano y leonés que refresca la zona está compuesta por dos agentes medioambientales, dos autobombas, una cuadrilla nocturna y otra de tierra.

Etiquetas
stats