Nace en Palencia el primer turrón de vermú del mundo

Chocolate blanco y vermú combinados para hacer posiblemente uno de los turrones más extraños de España.

ICAL

La empresa palentina Destilerías Esteban-Araujo, de Torquemada (Palencia), ha lanzado al mercado el primer turrón de vermú artesano, un producto que fue presentado hoy en la Plaza de Abastos de Palencia. Después del éxito de ventas de su primer vermú artesano cien por cien palentino, Corito. Un producto que rápidamente encajó en el mercado y del que ya se han vendido más de 18.000 botellas.

Se trata de una edición especial limitada elaborada a base de chocolate blanco y vermú cuyo sabor es “sorprendente y muy divertido”, en palabras de l confitero vallisoletano José Ignacio Colinas, de la pastelería Xokoreto de Castronuño, creador , ya que “al principio resulta muy dulce, pero progresivamente va apareciendo el amargor del vermú”.

Colinas es un reconocido confitero vallisoletano que ha obtenido galardones como el premio a la torrija más innovadora en la última edición del Concurso Nacional de la Torrija de León. Además, ya trabajó elaborando turrones con vinos de distintas denominaciones de origen, como Rueda, Cigales, Toro y próximamente Arlanza.

La idea nace cuando, Javier Esteban-Araujo le propuso el reto de crear un turrón de vermú Corito, que el confitero vallisoletano rápidamente aceptó. “Nos dimos cuenta de que el chocolate blanco era la combinación ideal para este producto”, afirmó.

El primer turrón de vermú será distribuido por Comercial Infante, el turrón de vermú Corito podrá adquirirse estas Navidades en los establecimientos palentinos Artesano, Diferente, Marcelino San José, Almazara de Sanz, Sofía, La Despensa, Tierra de Sabor, Su-Gusto y en los puestos de la Plaza de Abastos Pablo y Luciano, así como en la pastelería Xokoreto de Castronuño (Valladolid).

Bodegas y Destilerías Esteban-Araujo es la empresa familiar que dirige Javier Esteban, que creó el vermú Corito recuperando una receta artesanal de sus antepasados, a partir de un intenso trabajo de investigación en colaboración con las empresas Formación y Enología y Cervezas Viriato, en el que se alcanzaron las 90 pruebas.

El resultado fue un vermú basado en la maceración en vino blanco de productos naturales: plantas aromáticas, frutas cítricas y especias, sin utilizar esencias, con especial protagonismo del ajenjo. Tan palentino y tradicional como la receta es el nombre comercial elegido para el producto: el término corito, un localismo para referirse al desnudo.

Etiquetas
stats