El alcalde de León frena la subida de sueldos políticos que proponía y defenderá que se congelen por 10 años

Votación en el Pleno ordinario del Ayuntamiento de León.

Una inesperada marcha atrás en la propuesta de aumento de sueldos políticos para este año es lo que se ha producido esta mañana en el Ayuntamiento de León. Marcha atrás y posterior huida hacia delante, ya que 'forzado' a retirar su inicial propuesta de incremento salarial de otro 1,5% adicional, lo que se convertiría en una subida total del 3,5% este año, el alcalde, el socialista José Antonio Diez, al final anunció que en la próxima sesión llevará como propuesta congelar todo aumento de sueldo de concejales durante “los próximos 10 años”. Una medida que justificó no presentar hoy mismo por tratarse de un Pleno extraordinario que no permite incluir nuevos puntos o mociones.

Los bandazos se produjeron en un polémico quinto punto de la sesión plenaria. Polémico porque ya había generado controversia en la Comisión de Régimen Interior y Personal donde, al igual que hoy, nadie discutió ese mismo aumento adicional del 1,5% salarial para toda la plantilla, que sí cobrará finalmente el 3,5% con carácter retroactivo desde el día 1 de enero.

Pero en la parte de esta misma subida a todos los miembros corporativos del Ayuntamiento con sueldo, dedicaciones exclusivas o parciales -no así a quienes no los tienen y sólo cobran dietas y comisiones- saltó finalmente la sorpresa, al anunciar Diez la retirada de este apartado. Parte de la explicación vino después, cuando el portavoz del grupo municipal de Unión del Pueblo Leonés (UPL), Eduardo López Sendino, desveló que la oposición le iba a forzar al regidor a echar atrás esta subida en la parte política, ya que habían pactado una transaccional con el PP para modificar el acuerdo propuesto. y Ciudadanos ya se había incluso abstenido en la comisión previa.

Pero la última sorpresa, en forma de anuncio, se la reservó un alcalde aparentemente molesto por la maniobra, al anunciar que en el próximo Pleno tiene intención de someter a votación la propuesta de que ni alcalde ni concejales con sueldo en León, sean los que sean, vean subir sus retribuciones en la próxima década. Una congelación total que sin duda retratará las posiciones de cada uno de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento.

Hay que recordar que este tipo de medidas cunden últimamente y, sin ir más lejos, los miembros del Gobierno de PP y Vox en la Junta de Castilla y León también han sacado pecho con la congelación de sus emolumentos públicos que han incluido en el proyecto de presupuestos para 2023 recién presentado.

Si hubiera salido adelante la subida adicional del 1,5% propuesta pero finalmente bloqueada hoy, el alcalde de León habría pasado a cobrar 4.592,28 euros al mes en 14 pagas; los concejales con dedicación exclusiva 3.475,15 euros; quienes dispusieran de una dedicación parcial del 75% 2.606,36 euros; y del 50% ingresarían al mes 1.737,57 euros, siempre todos en 14 mensualidades.

Etiquetas
stats