Cinco 'tips' para gestionar bien tus redes sociales de empresa

Redes Sociales

El cuarto lunes de enero es el #DíaDelCommunityManager, gestores de redes sociales, y el regalo hoy te lo llevas tú. Estás de suerte porque la que te escribe es freelance en esta materia y me gustaría ayudarte con esta, para algunos, tediosa labor. Así podrás conseguir lo más importe. Y no, no son seguidores. Es que disfrutes con el proceso de crear contenido en estas herramientas. Porque recuerda, son unas herramientas que trabajan para nosotros, no al revés. El tema influencer ya lo tratamos en su día

Espero que tengas cerca boli y papel porque lo que se viene aquí es una marterclass con mucho valor. Aunque reconozco que gano dando estos cursos en persona, por la energía que desprendo a las 8 de la mañana, tú imagíname ‘aremangada’ y escribiendo sin parar por todo lo que te quiero contar. Oye, para ahorrar en calefacción ni tan mal. Lo dicho, que vamos a por estos TIPS, trucos imperdibles.

1. Ten claro un objetivo y tu público objetivo

¿Para quién está orientado tu negocio? ¡No! ¡Error! No vas a todo el mundo. No te creas Lady Di, que ni a ella la querían tanto. Seguro que tienes un público objetivo que entra dentro de una horquilla de edad, quizá un sexo concreto y en una ubicación más o menos amplia.

Pero, además de definir esos rasgos sociodemográficos tienes que ir un paso más allá. Es fundamental que sepas hasta lo que piensan. No tienes que ser Rapel, al menos en la parte profesional… La mejor manera de resolver todas estas cuestiones es personalizar a tu cliente ideal. Ponle un nombre, Ana Mary, visualízala mentalmente y piensa: en qué trabaja, cargo e ingresos, que objetivos vitales tiene, que aficiones le gustan, cómo utiliza las redes sociales, que frustraciones tiene en la que tú le puedes ayudar y cómo suele comprar.

Una vez con Ana Mary bien definida tienes que marcarte tú unos objetivos. Y no cualquiera, tiene que ser un objetivo SMART -Específico, Medible, Alcanzable, Relevante y en un Tiempo. De esta manera, las frustraciones son menores. Por ejemplo: conseguir 50 seguidores nuevos en Instagram en un mes. Dale una vuelta, como nos gusta decir en nuestro mundillo marketero, y márcate los tuyos.

Plus: No pierdas de vista a tu competencia para inspirarte. He dicho inspirarte, que luego viene los líos… Aunque lo mejor es encontrar tu tono y estilo propio.

2. El vender sin vender vende más

Tus seguidores no quieren que tus redes sean el catálogo de Carrefour. Así que deja de utilizarlas solo para colgar productos y/o ofertas para intentar conseguir más ventas. No digo que no lo hagas, solo que no vayas tan a degüello constantemente y recurras a otras formas y formatos para vender sin vender porque… Vende más.

Hay muchos recursos que puedes utilizar para hablar de ti sin aludir directamente a la venta. Ojito que esto es canela en rama porque lo estoy a punto de desvelarte es como crear contenido de VALOR para tu negocio. Ese contenido que realmente les interesa a las personas que te siguen.

  • Cuenta tu vida. A ver, con esto no me refiero a que mezclemos el cachopo que te comes cuando vas a Asturias a experiencias vitales que pueden tener relación con tu negocio. Por ejemplo, contar la storytelling, la aventura, de tu emprendimiento ayuda a que la gente te conozca e incluso empatice contigo. Por cierto, las desgracias suelen ser muy compartidas porque no eres a la única persona que le pasan. Ya sabes lo que dicen, “Tragedia + tiempo = comedia” y eso es lo que hago yo con mis Nuria VS Nuky. Puedes hacerlo incluso por medio de memes, como los que te manda tu madre al grupo familiar, para transmitir un sentimiento de una vivencia. Prueba y me cuentas.
  • Testimonios. Piensa cundo compras en Amazon, solo vas a los productos con valoraciones positivas. Pues si tú tienes ¡Házselas saber al mundo! ¿A qué esperas? La crítica es mucho más fácil de generar que la alabanza.
  • Resuelve dudas comunes. Seguro que ahora mismo se te pueden ocurrir las tres preguntas más habituales que te hacen en tu negocio. ¡Alé! Ya tienes tres publicaciones que puedes adaptar al formato que mejor te funciones o versionarlas.
  • Beneficios. A mí no me digas las características de tu producto, cuéntame qué consigo yo adquiriéndolo o que me pierdo si no lo hago. Psicológicamente el efecto que produces en tu audiencia es que quieres ayudarla con un problema que tiene.
  • Hazte eco. Si hay noticias relacionadas con tu sector puedes utilizar tus redes como canal para que la gente las conozca. En ileon ponemos la información y tú la difusión, ¿trato?

3. Se constante

Publica, pero ojo. Si por las redes sociales fuera estaría todo el día creando y consumiendo contenido, pero “NO TE DA LA VIDA”, lo sé. El 90% de mis clientes son por ese motivo. Como te he dicho al principio, las redes son una herramienta, así que hagamos un uso lógico de ellas.

Seguro que compañeros míos discrepan con lo que voy a decir, pero no te obsesiones por publicar. Que lo ideal son dos o tres publicaciones a la semana. Genial, maravilloso, compis. Pero yo soy de la opinión que es mejor la calidad que la cantidad. Si solo puedes publicar una vez, pero el contenido tiene una estrategia detrás, es coherente con tu marca y, además, está currada, ya lo tienes para planificar con tiempo un buen calendario de publicaciones con contenido de VALOR. Poco a poco, y si eres paciente, verás resultados y quizá te animas a publicar un día más.

Pero tampoco te me vayas a la “parálisis por análisis”. Hazlo con un sentido y lo mejor que puedas, pero ten en cuenta que la perfección no existe. Disfruta del proceso y no te obsesiones con los números en esta carrera de fondo.

4. Haz una llama a la acción

CTA, call to action o llamada a la acción. Llámalo como quieras, pero haz que haga algo. Para que lo entiendas, piensa en cómo estás tú cuando miras las redes sociales. Ya te lo digo yo, con el encefalograma plano activado. Las redes están para entretener y evadirnos del día a día.

Ya que me tienes en tu contenido antes de que haga scroll dime qué quieres que haga con lo que me estás contando: guardarlo, compartirlo, comentar, ir a una web… ¿Qué? Cógeme de la mano y guíame que no estoy para pensar a estas horas después del día que he tenido.

Lo que sí te voy a pedir, por favor, no me vayas de influencer por la vida, algunos en concreto, y responde a la comunidad que te escribe. Que cuesta mucho conseguir que lo hagan. Incluso si es un comentario negativo. Tú da tres berridos al aire cuando lo leas, pero luego analiza si es una crítica constructiva de la que aprender y aprovéchala para dejar claro, a ese usuario y todos los demás, lo profesional que eres dando una respuesta cordial y rápida.

5. Humaniza tu marca

Que sí, que lo sé, que tú no eres de dar la cara. Digo en redes, seguro que si se meten con tu mejor amigo pa’ ellos tienen. No solo de tu rostro vive la humanización de las redes sociales. Aunque, no te voy a engañar, ayuda mucho a que los usuarios se identifiquen con tu marca si conocen a la persona que hay detrás. Ten en cuenta que es lo único que te diferencia de la competencia, tú y lo que transmites.

Pero, venga, vamos a ponernos en el caso de que ni ‘jarto’ vino te pones a dar un speech ante la cámara. Te digo tres ideas: mostrar tu lugar de trabajo, enseñar solo tus manos mientras haces tu trabajo -si te atreves puedes incluir un audio explicando los pasos- y puedes posicionarte con un movimiento o causa para dejar claros tus ideales.  ¿Se te ocurre alguna forma más de decir quien eres tú sin mostrarte?

Y hasta aquí la mastreclass gratis. No sé si se ha notado un poco que me apasiona este mundillo de las redes sociales, aunque a veces me traen por la calle de la amargura, de verdad te lo digo. De lo que sí estoy segura es que ahora valoras más el trabajo de community manager y, seguro, que te he hecho dar una vuelta a la gestión de tus redes sociales. Si tienes cualquier plásmala en las redes sociales de ILEÓN o en mi propio Instagram, estaré encantada de echarte un cable.

Etiquetas
stats