El Villamajazz alcanza su decimotercera edición sin supersticiones y plenamente consolidado

La Lunfardita

L. Castellanos

Poco podía imaginarse Joaquín Tejedor hace trece años que aquel embrión de festival de jazz que puso en marcha en su pueblo, Villamañán, iba a convertirse al cabo del tiempo en uno de los más genuinos y exclusivos de cuantos se celebran en España dedicados al jazz manouche. Desde hoy y hasta el domingo, en coincidencia con las fiestas de la Virgen de la Zarza de Villamañán, el Villamajazz (esquivo con la superstición que representa el número 13) alienta una exhaustiva programación de trece conciertos asentada en los dos motores que le llevan dando vida desde su inicio: la proximidad (los músicos tocan al pie de calle con el público a un palmo, sin barreras que alejen a unos de otros) y su carácter participativo.

Es costumbre que cada edición del Villamajazz se decante por un color que la signifique. El amarillo mostaza es el elegido de este año para instalarse en las camisetas que, con la famosa liebre (icono identificativo del Festival) en su frontal, se venden para colmar las exigencias económicas de una iniciativa que hace de las calles de Villamañán su escenario más singular. Y así rincones como la Plaza Mayor, la Calle Nueva, la Plaza La Leña o la confluencia de las calles Mayor y La Amargura se dejarán mecer por sendas propuestas musicales, la mayor parte de ellas guiadas por la energía del swing entendido desde diferentes perspectivas, e incluso por otras improvisadas, a horas insospechadas, y fuera de programación.

El programa del Villamajazz destaca por su variedad, criterio al que también echa mano Tejedor para construir cada entrega del festival, y el de este año no podía ser menos. Tal es así que, entre tanta oferta jazzística, se cuela un concierto de rockabilly, protagonizado por el grupo leonés The Kickers (día 8, Plaza La Leña, 15 horas). Desde luego, se trata de una rareza enfrentada a una parrilla de actividades donde predomina el manouche (o swing), esa modalidad del jazz que cultivaron con auténtica pasión los gitanos europeos de la primera mitad del siglo XX y de la que es su más destacado y legendario representante el guitarrista belga Django Reinhardt.

Curiosamente, el concierto inaugural se aleja del universo manouche para adentrarse en el repertorio clásico del be bop y el hard bop. French Jazz Connection, una variante del Tri Full Jazz (trío leonés de piano, contrabajo y batería) que se presenta en formato quinteto y con el añadido de trompeta y trombón, se encarga de la primera actuación del Festival (día 7, 20.30 horas, Plaza Mayor). No será este el único grupo leonés que dé contenido a esta decimotercera edición del Villamajazz. Así, se cuelan en la misma Radio Lulü (día 7, 22 horas, Calle Nueva), dúo formado por la cantante Leticia Robles y el guitarrista Emilio Saiz que estrecha lazos entre el swing y otros estilos sonoros, o Ska Swing Combo (día 7, 00.00 horas, Plaza La Leña), suma de swing y ska, que abrirá una sesión en la que también participará el grupo madrileño The Dixielites, que, al igual que los leoneses, tienden lazos entre manouche y ska.

También de León es Swing Combo, la banda que encabeza la cantante Rosario Granell y donde se integra el organizador de este festival, Joaquín Tejedor, en calidad de guitarrista. Aprovechará su presencia en Villamañán para presentar (día 8, 13 horas, Plaza La Leña) un disco de tres temas donde swing y otros estilos musicales quedan maridados.

El Lindy-Hop es una modalidad de baile que nació en el mítico salón Savoy Balroom de Harlen. El Villamajazz ha organizado una clase-exhibición el día 8, a las 18 horas, en la Plaza La Leña para quien lo desee. Varias parejas de Lindy-Hop participarán en algunos de los conciertos programados, caso del que llevará a cabo uno de los grupos más queridos en Villamañán, el alicantino Aguardiente Swing, que ha actuado en varias ediciones del festival. En este caso, y sin abandonar su habitual escenario de la confluencia de las calles Nueva y la Amargura (día 8, 00.00 horas), formalizará su propuesta swing acompañado por el cantante y guitarrista Peter Gunn. Tras su concierto será el turno de Hot Club Valladolid y el cantante Camil.

La representación internacional correrá a cargo de Gypsy Thief (día 8, 20 horas, Plaza Mayor), joven grupo italiano, de Padua, cuyo repertorio se nutre de clásicos swing de los 40 y de composiciones de Django.

La última jornada del festival, la del 9 de septiembre, disfrutará del concurso de La Lunfardita (13.45 horas, Plaza Mayor), cuyo estilo nace del encuentro entre swing y tango, y el cantante y guitarrista hispano-argentino Art Zaldívar (20.30 horas, Plaza Mayor).

PROGRAMA COMPLETO

Viernes 7 de septiembre

  • 20:30 h. FRENCH JAZZ CONNECTION (León). Jazz. Plaza Mayor.
  • 22:00 h. RADIO LULU (León). Swing/Pop. Calle Nueva.
  • 24:00 h.**SKA SWING COMBO** (León). Ska/Swing y DIXIELITES (Madrid). Dixie. Plaza La Leña.

Sábado 8 de septiembre.

  • 13:00h. SWING COMBO (León). Swing. Plaza La Leña.
  • 15:00h. THE KICKERS (León). Rockabilly. Plaza La Leña.
  • 18:00h. Clase de Lindy Hop en la Plaza la Leña para todo el que quiera apuntarse.
  • 20:00h. GYPSY THIEFS (Italia). Jazz Manouche. Plaza Mayor.
  • 24:00h. AGUARDIENTE SWING (Alicante). Jazz Manouche y HOT CLUB VALLADOLID INVITA A CAMIL (Valladolid). Jazz Manouche. Calle Mayor con la Calle La Amargura.

Domingo 9 de septiembre

  • 13:45h. LA LUNFARDITA (Madrid). Tango/Manouche. Plaza Mayor.
  • 20:30h. ART ZALDIVAR (Madrid). Dixie/Jazz. Plaza Mayor.
Etiquetas
stats