El traslado del mercado de Colón a Palaguinda abre un conflicto entre comerciantes y Ayuntamiento de León

Policia en el mercado de colón

El traslado del mercado de Colón, donde se ubicó un histórico mercado con el mismo nombre hoy sede de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta, abre grieta entre los comerciantes ambulantes afectados y el Ayuntamiento de León. La propuesta municipal del traslado hacia la zona peatonal del paseo de Papalaguinda no ha gustado a los afectados, que demandan apoyo a los grupos municipales para buscar otra ubicación.

Los comerciantes piden que el traslado a Papalaguinda sea “temporal” en todo caso durante la duración de la pandemia de la Covid-19, pero creen que les perjudica notoriamente de cara la venta. Por eso piden una ubicación que les permita “trabajar dignamente”. Consideran que la zona peatonal “no es viable” y que las ventas “caerán por los suelos”. Sí aceptarían la ubicación en la zona de calzada del paseo, que estiman no ocuparía más del 30% de las plazas naranjas allí ubicadas.

El alcalde de León, José Antonio Diez, ha defendido la propuesta municipal recordando que la reubicación del mercado viene sugerida en un informe del Procurador del Común y la necesidad de reorganizarlo en tiempos del coronavirus. Diez ha señalado que la propuesta de los comerciantes de celebrarlo en la calzada del paseo de Papalaguinda dos días a la semana no era viable “porque afecta de una manera muy clara a la movilidad de la ciudad”, asegurando que rechazaron la idea de reducirlo a un solo día en tal caso.

La opción del Ayuntamiento, “una digna ubicación” en palabras del alcalde, de trasladarlo a la zona peatonal del paseo de Palaguinda permite “convivir con una ciudad que no se puede paralizar por la realización de un mercado”. Diez considera que la nueva ubicación puede llevar nuevos clientes de los barrios más próximos y ha asegurado que se revisará la tasa que pagan por la ubicación

“Nosotros estamos por ayudar a todo el mundo, pero también nos tienen que ayudar a nosotros”, aseveró el político socialista para valorar que hay que gestionar la ciudad “con toda su complejidad”.

Los comerciantes, en un comunicado, han anunciado que solicitan una reunión con los representantes de los grupos políticos del Consistorio, así como con los líderes de todos los partidos a nivel provincial, para hacerles llegar su rechazo a la propuesta del equipo de gobierno PSOE-Podemos.

“Nuestro colectivo se ha visto desprovisto de ingresos durante los últimos tres meses y, aunque hemos tratado de llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de León, nuestras reuniones no han servido de nada”, han denunciado señalando que la falta de mercado afecta a 104 familias de la provincia leonesa y a más de 400 trabajadores en total.

“Estamos hartos de ver cómo se mira hacia otro lado, nos sentimos ninguneados y discriminados, puesto que al resto de comerciantes sí se les han ofrecido facilidades para ocupar plazas de aparcamiento, conciliando los aspectos necesarios para que el desarrollo de la actividad se produzca de forma segura y justa para todos”, han explicado sobre el traslado propuesto.

El mercado de Colón cuenta con 31 puestos de alimentación y 73 de textil y lleva desempeñando en la zona desde el año 1985. Los comerciantes apuntan que su principal clientela es un viandante de edad avanzada, “al que le cuesta desplazarse, y pueden ver perjudicados sus hábitos y rutinas de forma tan alarmante como los comerciantes nuestros ingresos”.

El mercado de Colón se celebraba hasta antes del estado de alarma todos los martes y viernes y el Ayuntamiento de León ya proponía que este mismo viernes 19 de junio pueda celebrarse con las medidas de seguridad adoptadas con carácter general por la pandemia de la Covid-19. Consultados los comerciantes aseguran que por lo menos este viernes no se pondrán en la nueva ubicación.

Además han solicitado a Subdelegación del Gobierno la autorización para celebrar una protesta para denunciar su situación.

Etiquetas
stats