Un juzgado anula el reparto de ayudas a sindicatos agrarios en la Diputación de León y Asaja habla de “chiringuito”

José Antonio Turrado (Asaja), Eduardo Morán y Matías Llorente.

La batalla entre el sindicato agrario Asaja de León y la Diputación provincial por el tipo de reparto de ayudas a las organizaciones agrarias ha cumplido una nueva etapa y esta vez a favor del sindicato que denunció, desde que se impulsaron, que los cambios introducidos por el entonces responsable, Matías Llorente -líder de Ugal-UPA- eran irregulares.

Ahora, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de León ha dictado sentencia por la que estima el recurso interpuesto por Asaja contra la Diputación, respecto al acuerdo de Junta de Gobierno de 24 de noviembre de 2021, cuando se aprobaron las bases de las ayudas a organizaciones profesionales y entidades asociativas agroalimentarias para 2021. También se acepta el recurso contra el acuerdo del pleno de 23 de febrero de 2022 que desestimaba el recurso de reposición presentado por la organización agraria contra dicho acuerdo.

La sentencia anula todas las actuaciones administrativas, dejándolas sin efecto, por no ser ajustadas al ordenamiento jurídico, con imposición de costas a la Diputación de León. Eso sí, no es firme, porque contra la sentencia todavía cabe la interposición de un recurso.

Pero al hilo de la decisión judicial, Asaja manifiesta su “máxima satisfacción por una sentencia condenatoria contra la Diputación de León, que sigue el mismo hilo argumental que el de la también ganada referente a las mismas ayudas de la convocatoria del año 2020 y que pone de manifiesto que al anterior equipo de gobierno del UPL y PSOE no se le ponía nada por delante para beneficiar a sus amigos”.

Las ayudas del año 2022, aprobadas en el año 2023, no contemplan ya ninguna partida destinada a las organizaciones profesionales agrarias, al ser excluidas por la voluntad política del equipo de gobierno de UPL y PSOE. “En esta ocasión Asaja no presentó recurso, pero dado que las bases son un calco de las de los dos años anteriores, salvo por la exclusión de las organizaciones profesionales, por los mismos motivos que las anteriores no han sido ajustadas a derecho, dejando de manifiesto que este asunto ha sido un auténtico chiringuito que debería de hacer reflexionar a quienes han tomado las riendas de la institución en esta nueva legislatura”, señalan en un duro comunicado.

Queda atrás la vía penal que Asaja siguió contra varios miembros de la anterior Corporación, especialmente contra el vicepresidente, diputado provincial y secretario general de Ugal, Matías Llorente, ya que todas las causas fueros archivadas.

Etiquetas
stats