Mujeres y niñas afganas protagonizan la nueva campaña de Amnistía Internacional en León

Dos maniquíes con la cabeza tapada en León capital, como en los talibanes obligan en Afganistán.

Redacción ILEÓN

Para que la sociedad leonesa no se olvide de las mujeres y niñas en Afganistán, Amnistía Internacional ha llevado a cabo este fin de semana un acto de calle en el centro de la ciudad, en la Avenida Ordoño II, recordando cómo en este país se siguen recortando drásticamente sus derechos. 

Con tal motivo, se realizó una performance y además se recogieron firmas exigiendo que sean respetados los derechos de las mujeres y niñas en Afganistán, porque, aunque ya no estén en los focos, su situación no solo no ha mejorado, sino que cada día empeora con nuevas restricciones y medidas discriminatorias que imponen los talibanes desde que se alzaran de nuevo con el poder en este país en agosto de 2021.

Entre otras medidas discriminatorias, los talibanes han impuesto que los maniquíes femeninos de los comercios tengan la cabeza tapada o cortada. Las imágenes han dado la vuelta al mundo, y ejemplifican claramente el intento de borrar a las mujeres de la vida pública. Desde el grupo de Amnistía Internacional en León, han visibilizado esta realidad, colocando en Ordoño varios maniquíes con las caras tapadas, junto con carteles que alertan de lo que está sucediendo e invitando a la gente que lo vea a actuar.

Desde 2021, Amnistía Internacional ha denunciado que los talibanes violan los derechos de las mujeres y las niñas a la educación, al trabajo y a la libre circulación; diezman el sistema de protección y apoyo para quienes huyen de la violencia de género en el ámbito familiar; detienen a mujeres y niñas por infracciones menores de normas discriminatorias; y contribuyen al aumento del número de matrimonios precoces y forzados en Afganistán. Además, la represión contra aquellas que siguen teniendo la valentía de protestar pacíficamente contra estas normas opresivas sigue siendo muy fuerte. Son amenazadas, detenidas, recluidas, torturadas y sometidas a desaparición forzada.

“En estos casi dos años, los talibanes han puesto en marcha una serie de medidas contra mujeres y niñas destinadas a sacarlas del ámbito público y meterlas en sus casas. No pueden viajar sin ir acompañadas de un pariente cercano varón, deben ir cubiertas fuera de casa, no pueden entrar en los jardines y en los parques de Kabul, o tienen prohibido practicar deporte”, señalan desde Amnistía Internacional León.

“Entre las medidas que se están tomando contra ellas, se incluyen también la prohibición de desarrollar numerosos empleos públicos, o trabajar en ONG locales e internacionales, consideradas vitales por la crisis humanitaria que atraviesa el país, en la que está aumentando el nivel de inseguridad alimentaria y de salud. Sin embargo, la comunidad internacional sigue mirando hacia otro lado, sin proponer medidas que acaben con las violaciones de los derechos de las mujeres y niñas afganas”, señalan.

Etiquetas
stats