La Junta tarda casi un año y medio en licitar por 14,7 millones la modernización de los regadíos del alto Órbigo

El entonces consejero de Aricultura, firmando en 2021 las obras con los regantes del Órbigo.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl), ha licitado con casi año y medio de retraso las obras del ‘Proyecto de modernización de los regadíos de la zona regable de Llamas de La Ribera’, por importe de 14,7 millones de euros y con un plazo de ejecución previsto de 24 meses.

Con esta actuación se pretende el cambio del sistema de riego por gravedad actual, por un riego con presión mediante la instalación de un sistema de bombeo y regulación, y la ejecución de la red de distribución de agua con tomas o hidrantes en parcela. Para ello también ha sido necesaria la realización de una nueva concentración parcelaria en una amplia zona que afecta al Órbigo alto en la provincia leonesa.

Se trata de la misma obra que ya firmó con las comunidades de regantes a principios de diciembre de 2021 el entonces consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, en Llamas de la Ribera, pero que no se licita hasta ahora. Todavía deben abrirse las ofertas, presentarse y valorarse antes de que con la decisión final el Itacyl adjudique las obras, que está previsto que duren al menos otros dos años.

Las obras previstas tienen entre sus elementos más significativos la construcción de la balsa de regulación, la balsa de riego, la estación de bombeo, la instalación de la red de riego y de un sistema de telecontrol que permite un uso eficiente del agua. También se instalará un parque fotovoltaico para suministrar energía eléctrica a la estación elevadora, lo que dotará de independencia energética a los regantes. Estas actuaciones irán acompañadas de las correspondientes mejoras en las infraestructuras rurales como son la reparación de caminos y obras de corrección del medio natural.

La zona regable de Llamas de la Ribera se encuentra en la ribera del Órbigo, al noroeste de León, y comprende 878 hectáreas. Está administrada por la Comunidad de Regantes de Llamas de la Ribera y Presa Camperón (338 hectáreas); la Comunidad de Regantes de Presa Forera, Canillas y Llacín (421 hectáreas); y la Comunidad de Regantes del Canal de Carrizo (119 hectáreas).

Esta actuación se realiza en aplicación del convenio de colaboración entre el Itacyl y las citadas comunidades de regantes, para la ejecución y financiación de las obras de modernización y consolidación del regadío de la zona regable de Llamas de la Ribera, por el que se establece que las obras serán ejecutadas completamente por la Junta, que financiará el 71 por ciento de la inversión, correspondiendo a las comunidades de regantes el pago del 29 por ciento restante. 

Etiquetas
stats