Objetivo: Mera Peak

Cumbre leonesa en el Island Peak en 2012. Foto: Valentín Costo

Lejos de los grandes programas televisivos y del montañismo que llena titulares en los grandes medios existe otro, el 'amateur', el de la pasión por la montaña por encima de todo. Es lo que les ocurre a Valentín, Julio, Julio y Goyo, cuatro leoneses que afrontan en pocos días uno gran reto, uno más, de su pasión por el aire libre, el deporte y la montaña, la ascensión al pico Mera (6.476 m.) en plena cordillera del Himalaya.

Un importante reto que afrontan con sus propios medios económicos y robándole días a las vacaciones familiares por disfrutar de uno de los lugares más singulares del mundo, Nepal y sus impresionantes picos. Para ello buscarán hacer cumbre en un mes, y llevar la bandera de León a lo más alto del Mera, al igual que hicieron hace un par de años en la del pico Island, y que mostraron en la reciente Semana Leonesa de Montañismo y acompañan las imágenes de este reportaje.

Experiencia no les falta a este grupo de entre 48 y 60 años que además de su visita en 2012 al Himalaya han realizado frecuentes viajes a la marroquí cordillera del Atlas y por su supuesto a las montañas de la provincia.

Comenzarán con un trekking de aclimatación de nueve días en el Parque Nacional de Langtang, superando los 4.300 metros para lograr una buena forma para afrontar el Mera. Langtang se encuentra situado en el norte de Nepal, limitando con el Tíbet en manos chinas. Un buen lugar de entranamiento para luego desplazarse al Parque Nacional de Makalu, donde se sitúa el objetivo de esta expedición leonesa, el Mera.

Dos inconvenientes les esperan a estos cuatro amigos en su incursión al Himalaya, el frío y la intensidad de la Alta Montaña. Otoño y primavera son las estaciones idóneas para afrontar una ascensión así, para evitar las épocas de monzones que lo harían imposible. Pero el frío a partir de los 4.000 ya baja hasta los -10 grados por las noches, aunque esperan que los días les permitan un buen trayecto y no imposibilite la ascensión.

Este pico, el Mera, es el más alto de la cordillera nepalí que se puede subir con el permiso de trekking y uno de los 240 que superan los 6.000 y 'asequible' para bolsillos amateur ya que los costes individuales para los 'ochomiles' pueden superar los 20.000 euros. El turismo de montaña es la principal fuente de divisas para el país asiático, que cada año recibe más de 500.000 turistas.

Campos base

Ascensión del Island Peak en 2012 a 6.100 m. Foto: Valentín Costo

Después de la aclimatación en el Langtang llegará el reto de subir el Mera, con dos campamentos base, uno a 5.400 y otro a 5.800 metros para afrontar después la cumbre del Mera. Una cumbre para la que esperan que el tiempo les favorezca, ya que los días son ajustados para lograrlo. El menor oxígeno, inferior al 50% por encima de los 6.000 m., es otro de los factores que incluyen en una buena ascensión, y una de las razones de la aclimatación.

“La cumbre es la meta pero lo interesante y bonito es el viaje” reconocen, explicando que conocer la cultura nepalí es “volver a la niñez de nuestros abuelos” por la forma de vida de las zonas que recorrerán. Una cultura que conocerán más además al contar con la ayuda de un guía y porteadores para afrontar su reto montañero.

A su vuelta del Himalaya podréis saber si han conseguido ascender el pico Mera y su experiencia. Han prometido contárnosla.

Etiquetas
stats