Más de 1.300 personas visitaron en agosto la exposición colectiva LacianArt en Villablino

Más de 1.300 personas visitaron la exposición colectiva LacianArt en Villablino.

La exposición colectiva en Villablino del evento artístico LacianArt, que cerró sus puertas el 31 de agosto, será trasladada durante este mes a las instalaciones de la Fundación Sierra Pambley (FSP) en la capital provincial, con la previsión de abrirse al público el próximo 1 de octubre.

La muestra ha generado muy buenas sensaciones entre el público que acudió a verla y ha gozado de un excepcional atractivo, con más de 1.300 visitantes en los 40 días que estuvo abierta y accesible.

Tanto las organizadoras, como las responsables de la FSP encargadas del acceso y control de la exposición, confirman los comentarios favorables que tras las visitas el público les expresó.

María del Roxo, Anay Marín y Silvia Gándara, las promotoras y encargadas del montaje, confirman que también “por parte de los profesionales del sector hemos recibido críticas muy favorables”.

Tanto por “la variedad y calidad de los artistas locales de la muestra, como por el propio montaje y distribución de las obras en el incomparable marco de La Casona de Sierra Pambley”.

Cuyo gran espacio de salas, hasta nueve, y galerías les permitió disponer una gran muestra con más de 100 obras y una gran variedad de elementos: pintura, fotografía, escultura en piedra, madera o con elementos vegetales, que ofrecieron un atractivo especial al conjunto.

Los motivos de espacio, más reducido en León, van a obligar a limitar el contenido en volumen de obras, no en los autores presentes en la muestra en la que estarán presentes trabajos “de la práctica totalidad de los artistas”, confirman quienes se encargarán también de su selección y montaje en la capital.

En su evaluación, las organizadoras detallan la procedencia de los visitantes: “el 63% de la provincia de León incluidos los locales, de Madrid el 16%, y de la vecina Asturias un 7%. Hubo visitas de todas las comunidades autónomas y de otros países”. Y la forma de acceder al conocimiento de la misma “al principio la gente conoció de exposición por los medios digitales, las redes sociales y los carteles”. A medida que avanzaba el verano, “más y más gente venía por recomendaciones de amigos y familiares”.

Otro dato positivo que mencionan, son los beneficios para los propios artistas. Con la publicidad, que para los jóvenes artistas locales menos conocidos ha significado y que además durante este tiempo “se han vendido varias obras”, con lo que se generó un beneficio económico para ellos.

Tienen palabras de agradecimiento “a la colaboración y el trabajo del personal de Sierra Pambley, ha sido impecable y el apoyo de los patronos continuo y generoso”. Hacen una especial mención a “Pedro González, el patrono local, por su implicación en el desarrollo de todo el proyecto”.

Según comentan las responsables de la Fundación que atendieron a las visitas, la pregunta más repetida fue “¿va tener continuidad en años sucesivos?”. Silvia, María y Anay, lo confirman con estas palabras “nuestra satisfacción por la marcha de todo y nuestro deseo y disposición de repetir para el próximo año”. Un deseo de continuidad también expresado por los patronos de la FSP en la jornada de inauguración el día 7 de julio.

Un apunte curioso. Si hubiera que elegir la obra más admirada y fotografiada, “sería la instalación de la Capilla con la obra vegetal de Carmen Madreña Roja y la escultura de Jonás Pérez, que cautivó a todos los visitantes”. Y es que tanto el marco del local, la pequeña capilla de la casona, como las obras, parecían expresamente hechas las unas para ocupar el espacio de la otra.

Etiquetas
stats