Técnicos de Enfermería de Castilla y León, en pie de guerra contra un posible cambio de categoría profesional

Atención a un paciente en un centro asistencial.

Redacción ILEÓN

Técnicos de Enfermería (TCAEs) de Castilla y León han emprendido una campaña reivindicativa para defender su categoría profesional y rechazar de plano su posible adscripción a la nueva denominación TADE, que englobaría a personal con menor grado de formación y competencias. La modificación, según aseguran, figura en un preacuerdo de convenio entre la administración autonómica y diferentes sindicatos.

Más de un millar de profesionales componen el movimiento de protesta que se sustanciará en primer lugar en una campaña de recogida de firmas por hospitales, residencias y centros asistenciales, concebida como un paso previo a la creación de una plataforma que coordine sus reivindicaciones.

Los técnicos de Enfermería hablan de la nueva categoría TADE como “un nuevo término inventado donde quieren incluir TCAEs, cuidadores, certificados de profesionalidad, entre otros” sin obviar que no tiene “nada que ver la formación adquirida y las competencias de cada uno de estos grupos entre sí”.

Concretamente, diferencian entre la exigencia de contar con una Formación Profesional de grado medio para los TCAEs con “otras que solamente han necesitado un certificado de profesionalidad y que incluso pertenecen a 'familias formativas' diferentes”. “Lo consideramos muy grave y va en detrimento de todos”, añaden.

La plataforma reivindicativa formada precisa que funciona al margen de partidos políticos, sindicatos u otro tipo de colectivos. “Nos representamos nosotros mismos y nadie más”, sentencian antes de lanzar un aviso e instar a movilizarse a sus compañeros de otras partes del país al augurar que “esto seguirá adelante en el resto de España”. 

Etiquetas
stats