El PP se agarra al “respeto” a Vox para no poner fecha a la investidura de Mañueco en Castilla y León

Juan García-Gallardo (Vox) y Alfonso Fernández Mañueco (PP). // Miriam Chacón / ICAL

El portavoz del Gobierno en funciones de la Junta de Castilla y León, el popular Carlos Fernández Carriedo, se ha agarrado este jueves al “respeto” a su nuevo socio Vox y al órgano que dirige, las Cortes, para no poner fecha todavía a la investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente autonómico, a pesar de que las elecciones se celebraron hace más de un mes y ya hay firmado un acuerdo de gobierno entre la derecha y la extrema derecha.

“Nuestra misión no es hacer valoraciones, es actuar con respeto”, reiteró todas y cada una de las veces que se le preguntó por el asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. A mayores, únicamente añadió que “Hablamos de dos poderes diferenciados y además uno tiene capacidad de control sobre otro. Entraríamos mal si la labor del Ejecutivo fuera controlar al Legislativo. es justo lo contrario a una democracia. Es el Legislativo el que controla al Ejecutivo”.

De esta manera, “Nosotros lo que estamos haciendo es actuar desde el respeto a la decisión que en este caso pueda tomar el órgano que es competente para ello”. Y de ahí no se salió. Carriedo no se atrevió a asegurar que el pleno, de mero trámite, se vaya a celebrar antes de que el popular Alberto Núñez Feijóo tome posesión como presidente nacional del PP, ni tampoco sobre cuáles son las causas por las que se está demorando tanto si hace semanas que sellaron las bases de su gobernabilidad durante los próximos cuatro años.

Etiquetas
stats