Villamejil rechaza el macroproyecto de placas solares en buena parte de la superficie agrícola del municipio

Proyecto Atenea en el municipio de Villamejil

Alcarràs es un municipio de Cataluña de unos diez mil habitantes. La directora de cine, Carla Simón, dirigió una película que lleva por título el mismo nombre, Alcarrás, y que se estrenó a principios de año. La trama es la siguiente: un pueblo agrícola se ve alterado por un proyecto de instalación de decenas de paneles solares.

Lo que está ocurriendo estos días en el municipio de Villamejil calca la ficción, tan real como la vida de las personas que lo habitan. El pasado mes de septiembre este medio publicó una noticia que pilló por sorpresa a la gran mayoría de los vecinos y vecinas de las zonas afectadas. El titular de aquella noticia decía: Impulsan una de las mayores macroplantas solares de España entre el Bierzo, Maragatería y Cepeda en León. Ni el ayuntamiento de Villamejil ni las juntas vecinales de Sueros, Villamejil, Castrillo y Cogorderos tenían constancia de tal proyecto, que fue publicado en el BOE el miércoles 28 de septiembre. Un día antes de la publicación en el BOE, las juntas vecinales de los citados pueblos recibieron una carta de la Subdelegación de Gobierno de León con el siguiente encabezado:

“Tramitación de la solicitud de autorización administrativa previa y el estudio de impacto ambiental de las plantas solares fotovoltaicas Atenea de 223,62 MW de potencia instalada y 192 MW de potencia nominal. Formosa, Colibrí y Lirio, de 58,59 MW de potencia instalada / 50 MW cada uno, y su infraestructura de evacuación, en la provincia de León.”

Este jueves, cuatro personas de la empresa promotora Capital Energy se reunieron en el Ayuntamiento de Villamejil con la presidenta de la junta vecinal de Villamejil, Verónica Pérez, el vocal de la junta vecinal de Castrillo, Carlos Pérez, y el alcalde del municipio, Alfonso Álvarez. Las primeras palabras de los representantes de la empresa, explican los asistentes, estaban dirigidas a la rebaja que tendrían las empresas que se instalaran en la zona, poniendo como ejemplo Abengoa en Galicia, a lo que Álvarez mostró sus reticencias a que alguna empresa se instalara en la zona por tener cerca un megaparque de paneles solares. En cuanto al lenguaje utilizado por la empresa, parque solar, fue el leonés Antonio Turiel Martínez, doctor en Física Teórica por Universidad Autónoma de Madrid, experto del CSIC en Ciencias del Mar y uno de los mayores del mundo sobre la Transición Energética, el que dijo: “Los parques eólicos son polígonos industriales en montañas y los solares el infierno en el campo en verano”. El regidor veía comprensible que “se negociase la instalación de un polígono industrial de un pequeño porcentaje del municipio, pero estamos hablando de casi el cincuenta por ciento de los pueblos de Villamejil y Castrillo, setecientas hectáreas, y eso es inadmisible”. Más tajantes se manifestaron Verónica y Carlos, indicando que “no estamos dispuestos a negociar ni el cincuenta por ciento ni el uno por ciento. No nosotros, si no los vecinos y vecinas de nuestros pueblos. Nadie quiere vender. Somos pueblos agrícolas y lo queremos seguir siendo”.

Durante la conversación surgieron muchas de las preguntas que se están planteando en los diferentes pueblos destinados, sin que nadie haya contado con ellos, a albergar estos polígonos industriales. Esta vez, los representantes de Castrillo y Villamejil, agradecieron la sinceridad por parte de la empresa, ya que reconocieron que “puestos de trabajo como tal no habrá, uno o dos como mucho de mantenimiento, pero ya”. Luego hubo varias preguntas que quedaron sin una respuesta clara, como qué hacer con los residuos generados.

Finalizando la reunión, Verónica Pérez aclaro que “no queremos engañar a nadie. Vamos a empezar con las alegaciones desde ya. No queremos que nos llenen el monte de paneles solares. Sabemos que somos pocos, quizá por eso vean estas tierras como destino fácil, pero de eso nada. Por la sanidad pública llenamos las calles, y con esto lo volveremos a hacer, incluso a mayor escala”, matizó.

Lo cierto es que las provincias que forman la Región Leonesa exportan el 75% de la energía que producen, sin que ello le reporte ningún beneficio. Otro punto que tienen claro en el municipio es que las energías renovables son no ya el futuro, si no el presente, pero no de esta manera. Apuestan por el autoconsumo, como también lo dejaron claro en la parte oeste del Bierzo, con un proyecto presentado por Óscar Cela en Vega de Valcarce que cuenta con el apoyo de la UNED sobre comunidades energéticas locales.

La respuesta de los vecinos y vecinas de Villamejil es, como en tantos otros lugares, la que sintetizó Antonio Turiel. “El ritmo de consumo que estamos manteniendo está llegado a su fin y no queremos consentir que durante el poco tiempo que le queda, le cedamos nuestros recursos a las grandes compañías eléctricas”. Queda menos de un mes, pero las alegaciones ya están en marcha. En Villamejil lo tienen claro, no quieren ser invadidos por una marea de paneles solares. La pelota está en el tejado del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Etiquetas
stats