Zamora Zamora
Zamora

DESASTRE MEDIOAMBIENTAL

La Junta rebaja a nivel 1 el incendio de la Sierra de la Culebra: sin llama después de calcinar 30.800 hectáreas

Tudanca señala que es "el momento de las ayudas y las responsabilidades", mientras Mañueco anuncia dos líneas de financiación para autónomos y pymes afectados por el peor incendio de Castilla y León y uno de los peores de España.

La Junta rebaja a nivel 1 el incendio de la Sierra de la Culebra: sin llama después de calcinar 30.000 hectáreas
La Junta rebaja a nivel 1 el incendio de la Sierra de la Culebra: sin llama después de calcinar 30.000 hectáreas. // JCyL
ileon.com  | 20/06/2022 - 16:30h.

Villardeciervos, Villanueva del Valrojo, Ferreras de Arriba, Ferreras de Abajo, Codesal, Cional, Flechas de Aliste, Otero de Bodas, Olleros de Tera, Calzadilla de Tera, Pumarejo de Tera, Pumarejo de Tera, Juquera de Tera, Villar de Farfón, Vega de Tera, Milla de Tera, Melgar de Tera y los de Villanueva de las Peras y Litos que se sumaron a la lista de evacuados cerca de las doce de la madrugada, pasaron la noche lejos de sus viviendas, realojados por diferentes puntos de la provincia zamorana, pero ya han podido volver.

En total, las llamas han obligado ya a evacuar 26 localidades, si bien los vecinos de las primeras zonas vaciadas, Boya, San Pedro de Herrerías, Cabañas de Aliste, Mahíde, Pobladura Aliste, Torres de Aliste y Palazuelo de las Cuevas, pudieron volver a sus casas ya este sábado.La Junta rebaja a nivel 1 de Infocal el incendio de la Sierra de la Culebra en Zamora que ahora mismo no tiene llama y está "estabilizado", después de arrasar 30.800 hectáreas en un perímetro de 120 kilómetros, según las mediciones de la administración autonómica. Se trata del fuego más grave en toda la historia de Castilla y León y uno de los peores de España, con una superficie quemada superior a la del desastre del pasado año en Navalacruz en Ávila con 22.000 hectáreas calcinadas.

El fuego, que se originó el miércoles con varios focos por los rayos caídos durante una tormenta seca, en pocas horas se declaró de nivel 2 de peligrosidad. El intenso calor y el viento con rachas de hasta 40 y 70 kilómetros por hora dificultaron las labores de extinción, por lo que las llamas avanzaron prácticamente sin control hasta este domingo, llegando incluso al Valle de Tera.

El día más complicado para los más de 700 efectivos de la Junta, el Ministerio de Transición Ecológica, la Unidad Militar de Emergencias (UME), parques de bomberos como los de León y Ponferrada, bomberos forestales de otras comunidades como Galicia, Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid, Cantabria o Asturias, además de una unidad portuguesa trasladada desde Braga, fue el sábado.

Las llamas obligaron a cortar una nacional, la N-631 a la altura de Val de Santamaría, y también la línea de AVE Madrid-Galicia por Zamora, además de varias carreteras secundarias. La magnitud del incendio, la proximidad de las llamas y la densidad el humo obligaron a desalojar hasta 26 pueblos, en diferentes tiempos: Villardeciervos, Villanueva del Valrojo, Ferreras de Arriba, Ferreras de Abajo, Codesal, Cional, Flechas de Aliste, Otero de Bodas, Olleros de Tera, Calzadilla de Tera, Pumarejo de Tera, Val de Santa María, Juquera de Tera, Villar de Farfón, Vega de Tera, Milla de Tera, Melgar de Tera, Villanueva de las Peras, Litos, Boya, San Pedro de Herrerías, Cabañas de Aliste, Mahíde, Pobladura Aliste, Torres de Aliste y Palazuelo de las Cuevas. Todos fueron realojados en diferentes puntos hasta que este pasado domingo pudieron volver ya a sus casas.

La noche del domingo ya se retiraron los efectivos desplazados desde Asturias, Extremadura y Castilla-La Mancha y este lunes hizo lo propio una parte del destacamento de la UME. En este momento, el resto de personal que sigue trabajando en la zona centra sus esfuerzos en enfriar el perímetro para evitar reproducciones.

El PSOE pide ayudas y el PP anuncia las primeras

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, visitó este lunes algunas de las zonas calcinadas y señaló que es "el momento de las ayudas y las responsabilidades", declaración que realizó a través de su cuenta de la red social Twitter.

Tudanca saludó a parte del operativo que ha luchado "contra el que ya es uno de los peores incendios de la historia de nuestro país" y mostró su "reconocimiento a quienes se han dejado la piel estos días, aún vigilantes".

Por parte del Gobierno autonómico, la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), anunció la puesta en marcha dos líneas específicas para hacer frente al impacto en la economía de la zona afectada.

Según informa, las dos líneas de financiación, ya habilitadas a través de préstamos y créditos, están disponibles para hacer frente a las necesidades de recuperación de la actividad económica de los autónomos, pymes y empresas de la zona siniestrada.

Es una primera medida urgente, al margen del Plan de recuperación económico social del territorio que contemplará ayudas públicas para la reconstrucción de infraestructuras públicas y privadas dañadas por el incendio, así como para la compensación de la pérdida de actividad de distintos sectores ocasionada por el mismo.

Las dos líneas se dirigen, en primer lugar, a autónomos y microempresas con menos de diez trabajadores. El objeto del préstamo o crédito está dirigido a inversiones y capital circulante con un tipo de interés fijo máximo de Euribor más el tres por ciento. La cuantía de estas líneas de ayuda está comprendida entre los 6.000 y los 300.000 euros con plazos de devolución entre los 12 y 84 meses con hasta dos años de carencia.

En esta línea el coste del préstamo es cero, con lo que se bonificarán todos los gastos financieros durante toda la vida del préstamo o crédito correspondientes a la comisión de aval y de estudio de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) y al tipo de interés y la comisión de apertura de la operación de préstamo o póliza de crédito avalado.

La segunda línea, puesta en marcha por la Consejería de Economía y Hacienda a través del ICE, se dirige a empresas con más de diez empleados. El crédito se dirige a dotar de capacidad de inversión y capital circulante para recuperar la actividad económica tras el impacto del incendio. El tipo de interés máximo será también de Euribor más el 3 por ciento para cuantías del préstamo comprendidas entre los 6.000 y 700.000 euros. El plazo para estos préstamos será de un mínimo de 12 meses y hasta un máximo de diez años con una carencia de dos años. La bonificación total máxima será del 2,5 por ciento.

Por otro lado, se trabaja también en el Plan de Recuperación Ambiental de la zona afectada, con unas medidas urgentes que se ponen en marcha esta misma semana para evitar los arrastres de cenizas, la restauración de acuíferos, captaciones y depósito de agua de consumo.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad