Rechazan cientos de becas de estudios en Castilla y León por haber percibido ayuda al alquiler de la Junta

alumnos estudiantes clases educación profesores preguntas docencia docentes jóvenes becas estudios león recurso instituto colegio dudas evaluación

Educación está causando importantes problemas a numerosas familias de algunas provincias de Castilla y León, en casos que se contarán por cientos, a las que ha rechazado en una primera resolución la beca que habían pedido para ayudar a sufragar los gastos de los estudios de sus hijos en edad de bachillerato, formación profesional o universidad.

El motivo de la denegación a estas familias, generalmente de bajos recursos económicos o que al menos no superan los umbrales establecidos, es curiosamente el hecho de que hayan percibido el año pasado la ayuda al alquiler de vivienda que concede otra Consejería de la propia Junta de Castilla y León.

La causa oficial de las denegaciones, que ILEÓN ha podido confirmar que ocurren en numerosos casos en la provincia leonesa, es “por superar los umbrales de patrimonio” que constan en sus declaraciones de la renta del pasado año 2021. Y eso a pesar de que en la mayor parte de los casos se trata de unidades familiares, incluso de familia numerosa, que no disponen ni siquiera de vivienda en propiedad, motivo por el que en su día solicitaron y les fue concedida la ayuda al alquiler de vivienda por parte de la Consejería correspondiente.

El problema es que el ingreso de aquella ayuda en el ejercicio pasado se ha reflejado posteriormente en las declaraciones de la renta como ingresos patrimoniales y, al superar cierta cuantía, ahora Educación rechaza la nueva solicitud para el presente curso en base a esa información tributaria. Se trata de unos casos que no se habían dado hasta ahora ningún otro año, a pesar de que no han variado en modo alguno las bases en virtud de las cuales se realiza el reparto de becas de estudios.

Una solución cuyo plazo se acaba

Ante esta situación, y la 'avalancha' de casos en los que se ha producido esta sorprendente negativa de la ayuda económica que concede el Ministerio de Educación pero tramita la Dirección provincial de Educación de la Junta, ahora se están amontonando las quejas y peticiones de información para intentar solventar el inicial rechazo. Y el tiempo se acaba.

El único modo de resolverlo es presentando una alegación a la denegación de la beca dentro de un plazo que concluye este próximo lunes 3 de octubre. se debe formalizar a través de la sede electrónica del Ministerio de Educación y Formación Profesional. En la alegación se debe incorporar una copia del ingreso de la ayuda de alquiler que la familia cobrara en el año 2021 (no la ingresada este año) para justificar que no se trata de que esa unidad familiar tenga un elevado patrimonio, y confiar así en que se revise su situación y finalmente se conceda la beca.

Este año, precisamente, el Ministerio había adelantado a abril -cuatro meses antes que otros años- el plazo para pedir las becas de estudio, tanto para estudiantes de Bachillerato, Formación Profesional o enseñanzas artísticas como para estudios universitarios, es decir, todos los niveles postobligatorios.

Es ahora cuando hay que actualizar toda la información y, obligatoriamente, confirmar en la mencionada sede electrónica la petición realizada en abril, incluso aunque no se tenga que subsanar dato alguno. En caso contrario, no se tendrá por presentada la solicitud de beca y ésta ni se tendrá en cuenta. Está por ver en qué modo estos cambios en el modo de tramitación o en situaciones como las indicadas de que una ayuda social al alquiler acabe perjudicando a ciertas familias afectan al número de becas que se concedan este año en León y el resto de provincias de la Comunidad.

Las becas 'con trampa' de la Junta

Cabe recordar, además, que para todos aquellos que por cualquier motivo no obtengan esa beca ministerial, le cabe solicitar la beca que para Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas Artísticas convoca la propia Junta de Castilla y León, de mucho menor cuantía. En su caso, el plazo concluye este viernes 30 de septiembre. Se pueden formalizar pinchando aquí.

Pero es un proceso que tiene una 'trampa' no del todo conocida, ya que las bases autonómicas 'esconden' que para poder percibir la ayuda de la Junta es obligatorio haber solicitado correctamente la del Ministerio y tenerla denegada, porque en caso contrario se rechaza de oficio. Por este motivo, la Junta suele recibir cerca de 20.000 peticiones de becas de estudio cada año y apenas conceder un 10% de ellas, cerca de 2.000 de ellas.

Etiquetas
stats