El otoño de 2022 en la provincia de León ha sido de los más cálidos de los últimos 60 años

Vistas del otoño desde Cea.

Redacción ILEÓN / Agencia ICAL

El otoño llega a su fin este miércoles 21 de diciembre y lo hace con varios récord de temperaturas que se han dado a lo largo de los meses anteriores según comparte en su balance estacional la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Para la provincia de León ha sido el otoño más cálido desde 1961, con una media de temperaturas en el municipio de León de 13,2 grados, 1,2 grados más alto que lo habitual; y en Ponferrada, con 15,3 grados de media durante el trimestre otoñal, 2 grados más alta que la media histórica en el periodo entre 1981 y 2010.

Por otro lado, en cuanto a las precipitaciones, en el municipio de León llovió un 11% más de lo habitual, mientras que en Ponferrada lo hico un 8% menos. A pesar de ello, la Aemet no considera que estas cifras estén fuera de lo común para esta estación.

Castilla y León

Para el conjunto de la comunidad también ha sido uno de los otoños más cálidos de los último 60 años, con una temperatura media en Castilla y León de 14,4 grados, dos más que la media entre 1981 y 2010, el periodo de referencia.

Además, el pasado octubre fue el más cálido desde 1951, tras un verano caracterizado por temperaturas “extraordinariamente” altas y valores medios que subieron 2,3 grados sobre la media.

El verano fue además un periodo muy seco, con una precipitación media de 47 litros por metro cuadrado, lo que supone un déficit pluviométrico de en torno al 40 por ciento. Así lo detalló hoy la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, quien presentó los datos en la capital leonesa acompañada del delegado de la Agencia Estatal de Meteorología, Manuel Mora.

El pasado otoño se registraron el triple de días con más de 25 grados que en los datos promedio y la temperatura máxima alcanzada se registró en Miranda de Ebro (Burgos), a finales de verano, con 37,8 grados, mientras que la mínima más baja tuvo lugar en Pico Tuerto (Ávila), el pasado 26 de noviembre, con un valor de -6,9 grados centígrados.

El invierno

De cara a las próximas semanas se espera que 2023 comience con temperaturas ligeramente por encima de lo normal, “de forma más robusta en el suroeste”. Las predicciones de la Aemet apuntan a que lo más probable es que el invierno en Castilla y León sea cálido en el oeste y normal en el resto y en cuanto a las precipitaciones no hay una tendencia definida en estos momentos para los meses de enero, febrero y marzo.

Virginia Barcones quiso poner en valor el trabajo de los profesionales de la Aemet, “cuyas predicciones fiables y certeras ayudan a programar la vida y son fundamentales en la toma de decisiones en asuntos que afectan a la seguridad de las personas”.

Etiquetas
stats