Llánaves de la Reina acusa a Protección Civil de aislarles 8 días, de momento

Un argayo impide el paso a Llánaves de la Reina y será difícil y duro reabrir la carretera / Fotografia de José Maria Escapa

Son cuatro personas: el matrimonio formado por Antonio y Laura, que rondan la cincuentena, y Onésimo y María, de más de 70. Y están que trinan. Denuncian que están encerrados por la nieve en su pueblo, Llánaves de la Reina (Boca de Huérgano), pero sobre todo por culpa de Protección Civil, que denuncian que no les avisó hace ya ocho días, el 2 de febrero, que se iba a cortar la carretera en previsión de la nevadona.

Así lo asegura Laura: “Era lunes, nosotros bajamos al médico, porque yo tenía un fuerte catarro, y cuando regresamos al pueblo nos llamó un chico de aquí y fue el único que nos avisó de que iban a cortar la carretera y que él, como otros, no regresarían ya. Pero para nosotros era tarde ya”. Y comenzó a nevar día tras día hasta acumular la peor nevada de las últimas décadas, dejándoles encerrados “sin que nadie, absolutamente nadie, se haya interesado por nosotros, hasta que hoy día 10 nos ha llamado la Guardia Civil para decirnos que subirían los del Greim”.

Los cuatro vecinos continúan sin poder abandonar Llánaves. Y los operarios que tratan, sin demasiado éxito, de reabrir toda una carretera Nacional, la 621, única vía de comunicación de León con Cantabria, aún están “como a unos tres kilómetros”. “Tampoco lo sabemos porque nos haya llamado el alcalde, ni la Diputación ni de Subdelegación, sino porque nos avisan unos amigos del pueblo de abajo, Portilla”, continúa Laura. “La semana pasada llamamos a la Subdelegación, nos pasaron con Protección Civil y aquí nos dijeron que no tenían por qué habernos avisado de que se cortaba la carretera, , que no es obligatorio, que no lo hacen ni en las autovías... una locura, vamos”, censura.

Llevan “con resignación” la peor semana de su vida. Porque al aislamiento absoluto se suma que todos estos 8 días “y los que queden” continúan “sin cobertura de teléfono móvil y sin Internet”. “Suerte que ahora tenemos luz, porque sufrimos un corte que duró dos días y medio y nos dejó sin calefacción y sin el teléfono fijo, nuestra única comunicación posible”.

Es una situación dantesca. Entienden que “la carretera está muy mal, ha habido muchos aludes en La Hoz –en el acceso al pueblo- y aún los sufren los que están trabajando”, pero lo que ni entienden ni perdonan es “el abandono que hemos sufrido”. Hoy recibirán a los guardias civiles del Greim “con gran alegría, seguro”, entre otras cosas porque Laura sigue desde que vio al médico por última vez con fiebre. “Hoy poco más de 37 pero no se me va y estoy muy preocupada, ya se me ha agotado el Paracetamol y espero que la guardia me traiga antibiótico...”.

A la angustia relatada hay que sumar el dinero que esta situación les cuesta. “Aquí llevamos el pequeño hotel y el restaurante y esto nos ha supuesto más de una semana de pérdidas, porque en condiciones normales con nieve viene mucha gente, y ahora en vez de ganar tenemos que mantener la calefacción y la luz encendida, un desastre, vamos”.

La gravedad de la situación y de la denuncia merece que Protección Civil, que depende de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, explique qué hay de cierto. Pero cuando iLeon.com se ha puesto en contacto con ellos, fuentes oficiales afirman que “no se ha registrado ninguna incidencia, no nos consta”, ni en Llánaves ni en ninguna otra población de la provincia de León. “Eso no quiere decir que no haya pueblos aislados”, confirman las mismas fuentes, “pero eso lo tendrá que saber la Delegación Territorial de la Junta, nosotros aquí sólo nos enteramos sin recibimos alguna llamada de alerta”. Y no consta.

El caso es que la prisión de nieve de Llánaves continúa, por tiempo indefinido. Y como ha denunciado iLeon.com desde el pasado viernes, sin una sola información oficial de pueblos concretos aislados ni de número de vecinos afectados. Al contrario que en Palencia, donde el Ministerio del Interior contabilizó más de 140 localidades, o en Asturias, donde el Gobierno del Principado habló de 77 pueblos sin comunicación.

Etiquetas
stats