Interceptan en León a un conductor que llevaba instalado en el vehículo un detector de radares

El detector de radares identificado por la Guardia Civil.

Redacción ILEÓN / Agencia ICAL

Patrullas de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo Operativo del Subsector de León y Destacamento de Tráfico de León interceptaron a un conductor que tenía instalado en su vehículo un aparato detector de radares.

Los hechos se produjeron el pasado martes, 28 de septiembre, en la autopista A-231 entre León y Burgos, donde el conductor del vehículo pretendía eludir un control de velocidad. El varón fue identificado y sancionado, al tiempo que se le requisó el detector de radares, cuyo el fabricante lo publicitaba como “indetectable”.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil recordó la prohibición de instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o cinemómetros, así como cualquier otro instrumento encaminado a eludir o a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico o como emitir o hacer señales con dicha finalidad.

La sanción administrativa a la que se enfrentan los conductores que utilicen estos sistemas van desde los 200 euros hasta 6.000 euros, con una retracción de entre tres y seis puntos en el permiso de conducción. Además, también puede ser sancionado el taller en el que se lo instalaron.

Etiquetas
stats