El Hospital de León abre expediente a Serunión por una aparición de gusanos en la sopa que ve “inaceptable”

Aspecto de los gorgojos en uno de los platos servidos al personal médico de León.

El gerente del Hospital de León, Alfonso Rodríguez-Hevia González, ha mantenido en la mañana de este lunes una primera reunión con responsables de la empresa Serunión, adjudicataria del servicio de cafetería en las instalaciones sanitarias leonesas, tras el caso de insalubridad detectado en la comida del personal médico, concretamente la aparición de gusanos en una sopa servida el pasado sábado.

“Una vez conocida la situación, por el personal médico de guardia, hemos establecido un primer contacto con la empresa adjudicataria, que nos ha indicado que su departamento de calidad ya está trabajando para esclarecer lo sucedido”, afirma el gerente a través de una comunicación oficial del centro sanitario.

Por su parte, el Hospital anuncia que por su parte abrirá expediente informativo para conocer lo que ha pasado, “porque entendemos que es algo que no puede volver a suceder, es inaceptable”, tal y como lo expresa el propio Rodríguez-Hevia.

 Asimismo, el caso ya se ha puesto en conocimiento del Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León, para que realice las inspecciones y análisis que considere y proceda como estime oportuno. Eso sí, se puntualiza que este caso afecta a “la adjudicataria del hospital”, es decir, la compañía Serunión, y por lo tanto la comida de los pacientes “nada tiene que ver con la misma”, dado que como publicaba ILEÓN ayer su menú es elaborado con personal y medios propios del Hospital.

Iniciativas del PSOE

Por su parte, tanto el PSOE de León como Izquierda Unida ya han salido al paso de la polémica, exigiendo que se depuren responsabilidades, sobre todo después de recordar que Serunión ya provocó un escándalo sanitario tras servirse en hasta cinco colegios de León sopa con gorgojos hace ocho años.

De “escándalo inaceptable” califica los hechos el secretario general socialista de León, Javier Alfonso Cendón, que demanda al consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Alejandro Vázquez, “que asuma sus responsabilidades sobre la presencia de gorgojos en el menú destinado al personal sanitario, el cual ha causado, presuntamente, una veintena de intoxicaciones entre los facultativos”, aunque esto último está por confirmarse.

Cendón asegura a través de una nota de prensa que “los propios médicos llevan advirtiendo, hace tiempo, sobre la pésima calidad de su comida. Pero esto ya es inadmisible”.

Por su parte, el procurador leonés Diego Moreno anuncia la intención de llevar, junto a sus compañeros Nuria Rubio, Yolanda Sacristán y Javier Campos, una propuesta en las Cortes autonómicas para exigir “la ruptura del contrato con la empresa adjudicataria del catering de la plantilla y cafetería del complejo hospitalario, Serunion”. Y es que “la Junta ya sancionó con 60.000 euros a Serunion por el escándalo en colegios”, añade, “pero a día de hoy sigue manteniendo el servicio de catering en la mitad de los centros educativos de la provincia”.

Comida a cientos de kilómetros

Finalmente, Izquierda Unida de León denunció hoy la “vergonzosa situación” de las cafeterías hospitalarias y pusieron de relieve la ausencia de este servicio en el Hospital Monte San Isidro., cerrado desde septiembre de 2021.

La coalición recuerda que esta empresa de catering ha sido la responsable de otros escándalos relacionados con intoxicaciones o mal estado de la comida servida en colegios y expedientada por servir también gusanos en Palencia y Segovia en 2014 y 2015, a lo que se sumaron casos de intoxicación en La Rioja o en el Liceo Francés de Barcelona y también problemas de denuncias de los trabajadores y sindicatos.

La coordinadora local en León de Izquierda Unida, Carmen Franganillo, exigió a Sanidad de la Junta de Castilla y León que devuelva a los hospitales el servicio de cafetería, al tiempo que pidió una reunión con las gerencias. “Debemos apostar por dar un servicio público de calidad a pacientes, familiares y empleados, mientras que la Junta deja de lado a su Comunidad y fomentan subcontratas cuya sede de operaciones está a más de 10,00 kilómetros de distancia, en Málaga”, apuntó.

Etiquetas
stats