El Gobierno da permiso a Adif para sacar a subasta la modernización de Feve de Guardo a Bilbao

Los ferrocarriles de Vía Estrecha (la Feve) ahora se llaman Red de Ancho Métrico.

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Transporte a que dé la luz verde para que Adif pueda plantearse sacar a subasta –lo que se llama técnicamente licitación que es un concurso en el que las empresas interesadas aportan un presupuesto a ver cuál es la más eficiente y resulta elegida para hacer el trabajo requerido– la implantación de un sistema de control de tráfico en el tramo palentino, burgalés, cántabro y vasco de la antigua Feve, hoy denominada Red de Ancho Métrico.

Es decir, que los ministros reunidos con Sánchez aprueban que la ministra de Transportes dé permiso a la Administradora de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) de empezar los trámites para hacer pública la licitación del contrato para modernizar las instalaciones de seguridad del tramo Guardo-Arija-Valmaseda, en la línea de ancho métrico Bilbao-León.

El objeto del contrato es equipar las instalaciones de seguridad y comunicaciones con la tecnología necesaria para sustituir el actual bloqueo telefónico del tramo Guardo-Arija-Valmaseda por bloqueos automáticos regulados por telemando desde el Puesto de Control de Tráfico Centralizado (CTC) de Miranda de Ebro. Esta actuación permitirá aumentar la capacidad de la línea, la regularidad de las circulaciones y la fiabilidad de las instalaciones.

“El proyecto contempla, entre otras actuaciones, el diseño de todas las instalaciones de seguridad necesarias como enclavamientos, sistemas de detección de tren y de protección del tren, telecomunicaciones, señalización, energía, pasos a nivel, entre otras; así como las actuaciones en vía y catenaria que correspondan”, explica una nota de prensa del propio ministerio.

Hay que aclarar que este anuncio no quiere decir de ninguna de las maneras que van a empezar de inmediato los trabajos, sino que hay que esperar a que se planteen los mejores proyectos para realizarlo poniendo como base de la subasta un valor estimado de 18,74 millones de euros sin IVA (con él 22,7) y un plazo de ejecución de 22 meses. Las empresas tendrán que competir por este encargo que incluye la redacción del proyecto constructivo y la realización de las obras, así como las pruebas y puesta en servicio de las instalaciones de seguridad. Eso sí, el proceso se puede alargar durante varios meses, para que se pueda anunciar la obra justo antes de las Elecciones Generales (sin que esta se haya siquiera empezado).

Automatización de toda la línea Bilbao-León

“El contrato de supresión de bloqueos telefónicos entre Guardo y Valmaseda se suma al proyecto del tramo Guardo-La Asunción, adjudicado por un importe cercano a los 20 millones de euros (con IVA) y actualmente en ejecución, donde también se están renovando todas las instalaciones de seguridad y se están sustituyendo los bloqueos telefónicos por bloqueos automáticos para regular la circulación por telemando e incrementar los niveles de fiabilidad de las instalaciones”, continúa el comunicado.

“Gracias a estas dos actuaciones, Adif conseguirá automatizar toda la línea de ancho métrico Bilbao-León. Estas acciones contribuyen a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 9 (Industria, Innovación e Infraestructura), que tiene entre sus metas el desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad”, termina la oficina de Comunicación del Ministerio de Transporte..

Etiquetas
stats