Empresa y comité de Telemark discrepan sobre el traslado de trabajadores a Atento

trabajadores de telemark

Antonio Vega

Como suele pasar en los conflictos laborales las visiones de la dirección de la empresa y la de los representantes de los trabajadores difieren mucho entre sí. Eso lo que está sucediendo en la empresa Telemark, dedicada como su nombre indica al telemarketing, donde la finalización del contrato con Movistar (marca comercial de Telefónica) y el posible traspaso de 387 trabajadores a Atento ha encendido una gran polémica.

Según han trasladado a ileon.com fuentes de la dirección de la compañía el contrato con Movistar simplemente se acaba el próximo 30 de enero, lo que implicaría que a partir de ese día los 387 trabajadores adscritos a ese contrato serían despedidos al no poder absorber la empresa ese volumen de empleados sin un nuevo contrato. Desmienten que se trate de una subrogación de contrato a Atento y explican que en los últimos meses se ha negociado para que las personas puedan seguir trabajando en Atento por su conocimiento del producto que venden, decisión negociada con Telefónica y Atento. “Nos hemos esforzado por intentar que la gente siga en León y con un puesto de trabajo” defienden desde Telemark asegurando no entender la postura que han adoptado los sindicatos en esta cuestión. Según la empresa han buscado el mantenimiento de los puestos de trabajo y ahora depende de las decisiones individuales de cada trabajador.

Del otro lado están los representantes de los trabajadores, que se han concentrado este lunes junto a un buen número de ellos a las puertas de la sede de Telemark en Onzonilla. Critican la postura de la empresa al no facilitarles por escrito compromisos sobre el traspaso de trabajadores a Atento y denuncian que no afectaría a todos, ya que los que estén de baja maternal o ya hayan sido despedidos en el pasado de Atento no podrían incorporarse a la plantilla de la exfilial de Telefónica. Además apuntan a que el traslado de trabajadores debería ser realizado de manera global según el art. 44 del Estatuto de los Trabajadores, pues consideran que se trata de una sucesión de empresa.

Telemark reconoce que si no se pasan a Atento deberá despedir el 1 de febrero a los trabajores vinculados a Movistar.

El comité de empresa de Telemark desmiente a la dirección sobre el mantenimiento de los derechos de los trabajadores en la nueva empresa. Señalan que no conservan antigüedad, les pasan a todos a un contrato de obra y servicio -cuando hay 140 indefinidos en Telemark- y los contratos no les garantizan ni la permanencia en el puesto ni la categoría profesional. Según ellos se trata de una estrategia para conseguir que los trabajadores se vayan por voluntad propia y así ahorrarse el despido.

La compañía ha reconocido a ileon.com que en el caso de que haya trabajadores que no se pasen a Atento deberá proceder a su despido, de acuerdo a sus condiciones laborales y normativa general, debido a la imposibilidad de introducirlos en otras líneas de negocio ya que reconocen una pérdida del 50% del tráfico de llamadas en el último año. Telemark no oculta la importante pérdida para la empresa del contrato con Movistar, que explican no se ha podido negociar ni concursar para mantener, pero defiende que su proyecto se mantiene en León con otros 600 trabajadores dedicados a prestar servicios para otras empresas.

Los trabajadores están llamados a dos asambleas informativas este martes en la sede de UGT en León, a las 11 h. y a las 17:30 h., donde el comité de empresa explicará lo que sabe sobre este conflicto laboral y que afecta de lleno a uno de los sectores más importantes de la provincia en cuanto a empleo, el del telemarketing.

Etiquetas
stats