La Casa de León en La Coruña cierra con gran éxito su vigésima Quincena Cultural

Un aspecto de la comida de hermandad de la Casa de León en La Coruña.

“Así se puede resumir, en pocas palabras, la celebración de la jornada que cierra la XX Quincena Cultural, que la Casa de León de La Coruña ha celebrado”, de esta manera comienza el texto que ha enviado esta asociación de leoneses en la capital coruñesa que se reproduce a continuación:

Si usted gusta de la cultura y/o del buen comer, sabrá bien de lo que hablo. Por eso “me presta” trasladarles a ese día; el domingo 24 de noviembre de 2019. Una singular fusión de afectos y amistad con sobresalientes notas culturales. Música, gastronomía, arte y literatura se dan la mano en un acto lúdico, sin duda, pero también de alto contenido cultural. Es el momento culminante, el punto final de los distintos certámenes culturales 'Casa de León en La Coruña 2019' (XX de Relato corto, XVI de poesía, XX de artes plásticas y IV júnior).

La mañana, pintada de gris romero, abrió las puertas al recuerdo en la entrada de la Parroquia de la Divina Pastora (Padres Capuchinos) con agradables y emotivos reencuentros, donde los abrazos de los presentes aportaban consuelo a los corazones “encañaos” por el vacío de amigos y familia. Suerte de todos, para no estar “amurniados”, la Virgen del Camino presidía como patrona con su armonía y calidez, una iglesia repleta de almas unidas en pro de lo leonés. Para ello ayudó el buen hacer en la batuta de Rafael Busto Ferrero, con el son del grupo Alegría Berciana, acompañado de las palabras de aliento del Padre Rosendo y del Padre Tejerina, que clausuraron con aplausos hacia el presidente de la Casa de León, Avelino Abajo Ares, por su incesante labor.

Llegados a este punto, “trancamos” la pena y celebramos la vida; la historia que queda por escribir. Y es igual que seas un “jijas” o estés como un “trullo”, lo que procede es encumbrar, enaltecer, glorificar, exaltar... el Cocido Maragato. Y es que para propios y extraños, un domingo como ese no es un día cualquiera.

Nos dirigimos por el paseo marítimo hacia el también conocido como el 'Hotel del Mar', el Hotel Meliá María Pita donde se recibe al son de castañuelas, flauta, gaita y tamboril, a los casi 250 seres que fueron atravesados por las flechas de los querubines leoneses que convirtieron, sin esfuerzo alguno, a tantos amantes de este manjar. Ya dentro de un hermoso salón, las miradas distraídas observan el gran azul, expectantes por lo que ha de suceder más cerca, sin olvidar cómo empezó esta Quincena Cultural el día 9 de noviembre. Un pregón del escritor Alfredo Fuertes abría la veda, en una celebración regada con vino de la región y un magosto, con castañas cedidas gentilmente por Castañas Campelo.

Las Tertulias de los Miércoles también dejaron huella con temas tan importantes como los antecedentes documentados del Centro Regional, desde 1914; el comienzo del parlamentarismo en León en el siglo XII; el XXV aniversario del Instituto Leonés de Cultura; o Las edades del hombre en su 24 edición.

Recordar con regocijo la excursión al Monasterio Cisterciense de Sobrado y, siete días más tarde, la conferencia titulada: La mujer en la música. La historia de tres prodigios; de la mano de la intérprete, compositora y profesora de música Julia María Dopico.

Al volver de tan bellos recuerdos, la garantía de calidad ya se encuentra en la cocina. Reunidos están todos los ingredientes en armonía: Terneras, cerdos, gallinas, pollos, berzas, garbanzos, Mencía, natillas... que prestan total atención a las órdenes de Miguel Centeno y de Raquel Mayo, llegados para la ocasión de Cuca la Vaina; local ubicado en Castrillo de los Polvazares, para componer una melodía tal.

Como es menester, de nuevo en el salón, se van sentando el presidente y el mantenedor. Le acompañan Pilar López-Riobóo Ansorena, Subdelegada del Gobierno; el General jefe de estado mayor de la FLO (Fuerza Logística Operativa del Ejército), Alfredo Pérez Aguado; Antonio Bernal Martín, Coronel Delegado de Defensa; Javier Jambrina, Coronel Jefe de la Comandancia de La Coruña; José Luis Balseiro, Jefe Superior, en funciones, de la Policía Nacional; el Jefe de la Policía Local de La Coruña, José Antonio Brandariz; los Padres Capuchinos oficiantes de la misa. Como representante del equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Coruña, Diana Sobral Cabanas. Del mismo modo, los concejales del Partido Popular, Antonio Deus y Nazareth Cendán; y de Ciudadanos, Mónica Martínez. El presidente del Sporting Club Casino Juan José Medín; el exalcalde de La Coruña, José M. Liaño. También el librero Manuel Arenas. Varios presidentes y miembros de Casas Regionales y algunos jurados de los certámenes culturales de la Casa de León.

Destacar que muchas de las palabras del presidente de la Casa de León, Avelino Abajo, se dedicaron a una persona importantísima para La Coruña: Andrés Martínez Salazar. Un hombre que, entre muchas otras distinciones, fue Presidente de la Real Academia Galega, primer Cronista Oficial de La Coruña, Director del Archivo General de Galicia y la de presidente, en 1914, del Hogar Leonés-Colonia Astorgano Maragata.

Y no podía ser otro que el 'Mantenedor' y protagonista destacado, el Alcalde de Cabreros del Río y vicepresidente de la Diputación de León, Matías Llorente Liébana, quien diera paso a la pitanza, después de hablar de las virtudes de cada elemento que compone tan sabroso bodegón.

Ahora sí, imagínense un domingo en el que sus sueños gastronómicos se hagan realidad. Al ritmo de la obertura de Carmen de Bizet, van apareciendo sin cesar, ángeles portando bandejas con cada uno de los manjares que han de acompañar a su paladar y a sus papilas gustativas, durante el camino que usted permanezca en este sueño.

Acabando el postre, se va acercando la hora de tocar nuevamente la tierra, volviendo a la realidad. No sin antes levitar saboreando las mantecadas y los hojaldres con los que ha contribuido Dulces La Mallorquina de Astorga.

Cada uno en su asiento, todos siguieron con respetuosa atención el fallo de los jurados de los Certámenes culturales 'Casa de León 2019', anunciados por el presidente de dichos jurados y presidente del Consejo Superior de la Casa de León, Manuel Fuentes y por la vocal de cultura, Ana Julia Martínez.

A continuación se entregaron los premios a los galardonados presentes, desconocedores del resultado hasta ese momento, por el presidente Avelino Abajo y las personalidades asistentes. De esta forma se acercaron a recoger su distinción entre los aplausos del público, Nidia Beltramo Iglesias de Congosto (León), primer premio de Artes Pásticas y en la misma modalidad el segundo premiado, Luis Avelino Antuña Anta de La Coruña; Rosa María Fernández García de Santander, segundo premio de Poesía; Carmen Delia Díaz Delgado de Pontevedra, tercer premio de relato corto y la niña Cristina Cornejo García de León, primer premio de Junior.

Manifiestan los responsables que se presentaron 224 trabajos de mucha calidad, de toda España e incluso de países como, Estados Unidos, Canadá, Sudamérica, Holanda, Francia o Italia, haciendo muy difícil el fallo de las obras ganadoras.

Recibieron también su reconocimiento los socios que en 2019 cumplían 25 años dentro de la entidad: Claudio González Rodríguez y José Antonio Suarez García.

Grata sorpresa fueron también los premios ofrecidos a los asistentes, por parte del Hotel Meliá María Pita y de la Casa de León, como el sorteo de un fin de semana en el Hotel Trip León y libros firmados por Aryro Pérez-Reverte y Julio Llamazares. Siendo manos inocentes las de las niñas Sabrina y Lucía.

Finalmente, con las palabras de agradecimiento del presidente y del mantenedor, Avelino Abajo y Matías Llorente, y la interpretación de los himnos de León, Galicia y España por el grupo Alegría Berciana, bien “embutidos” le dijimos no un adiós, si no un hasta siempre a otro grato momento de sobremesa entre algunos elegidos de los amigos de León.

Y es que daba igual si “Pinteaba” o hacía “rasca”, si nevaba “a esgalla” o si caía “una pelona”, este día, otra vez gracias a Avelino Abajo y a todos los amigos de la Casa de León, en la ciudad éramos todos leoneses.

Etiquetas
stats