El rector Hermida ante su legislatura más difícil

Hermida en su primera toma de posesión como Rector de la Universidad de León

Este jueves el catedrático de Matemáticas José Ángel Hermida toma posesión como Rector en su segundo mandato, un mandato que se prevé complicado a tenor de los recortes presupuestarios y el debate abierto sobre la configuración del sistema universitario, que Hermida tendrá que hacer compatibles con sus promesas electorales.

Entre las tareas más urgentes del nuevo Rector, y de su equipo, está configurar el presupuesto de la ULE, una vez que se conozcan los recortes que sobre la financiación universitaria meterá la Junta de Castilla y León. De momento se desconoce el monto total del recorte pero se especula que se compensará la bajada de ingresos con una importante subida de las tasas universitarias para equilibrar los presupuestos. Además habrá que ver si el recorte de 3.000 millones de euros anunciado por el Gobierno en educación afecta también a las universidades y en qué medida. De momento muchas dudas para cuadrar unas cuentas complicadas de realizar y ejecutar, teniendo en cuenta que estarán en vigor medio año como mucho.

Hermida también deberá afrontar cómo afecta el debate actual sobre la configuración del sistema universitario español. El ministro del ramo Wert sugirió la semana pasada en comparecencia parlamentaria que sobran titulaciones, y seguramente, universidades. En el debate en Castilla y León se habla sobre la continuidad de las cuatro universidades públicas existentes (Salamanca, Valladolid, Burgos y León) y la quizás conveniencia de reducir su número a dos. De momento la Junta de Castilla y León no comenta las posibles modificaciones y se remite a las conclusiones de la comisión de estudio creada por el Gobierno. Este debate se une al europeo sobre el modelo de gestión de las universidades, que pone de ejemplo a Francia que cuenta con una gobernanza directa por parte del Estado y ha fusionado varias universidades recientemente.

En una entrevista ya publicada por ileon.com Hermida reconocía que la economía iba a ser el gran caballo de batalla de la legislatura, ya que también deberá comenzar a negociarse en breve el sistema de financiación de las universidades, del que deberá salir una propuesta que no haga que las universidades generen déficit en sus presupuestos. Cuestionado sobre el sistema universitario Hermida consideraba que la ULE debería seguir como institución independiente y que los modelos de gobernanza no los veía adecuados en este momento.

La Universidad de León y su Rector afrontan pues un mandato complicado, en el que quizás esté en cuestión su propia supervivencia como entidad para lo que Hermida y su equipo deberán dar lo mejor de sí mismos para no decepcionar a la comunidad universitaria y a la sociedad leonesa. La importancia de la ULE en la provincia de León y en su desarrollo pueden ser claves para una salida digna de la crisis económica que nos azota, formando mejores profesionales e incentivando el desarrollo económico. Desde hoy comienza una nueva cuenta, que no puede ser hacia atrás.

Etiquetas
stats