¿Se acerca o se aleja el 'fracking' de la provincia de León?

Ejemplo de fracking o fractura hidráulica

El 'fracking' avanza su camino en España tras conocerse la semana pasada dos decisiones de peso relativas a este nuevo proceso de extracción de gas que no deja indiferente a nadie en su camino. La técnica, conocida también como fracturación hidraúlica, sirve para extraer gas y petróleo del subsuelo mediante la inyección de agua con arena y sustancias químicas que hacen que el gas pueda salir al exterior.

Aunque la técnica se viene usando desde principios del S. XX en EE.UU. es desde los años 2002-2003 cuando se crean las primeras exploraciones de gas no convencional en EE.UU con una técnica mejorada. En España son recientes los permisos de investigación sobre la extracción de este gas. En la provincia de León hay varios permisos concedidos para explorar las posibilidades de instalar plantas de este tipo y explotar los subsuelos de la provincia, en la zona de las comarcas mineras de Sabero y Matallana, que afectaban a un total de 13 municipios de ambas cuencas. Según se ha publicado las empresas podrían haber renunciado a esos permisos debido a la crisis económica y a un incipiente rechazo social a este tipo de explotación.

Por un lado el Gobierno aprobó, dentro de un proyecto de Ley sobre sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, medidas sobre el seguimiento y control de la investigación de recursos de hidrocarburos no convencionales, los que se explotan mediante la técnica del 'fracking'. Todos los proyectos requerirán someterse a la Evalucación de Impacto Ambiental, una duda que hasta ahora planeaba sobre el sector.

Por otra parte se ha conocido un informe del Colegio Superior de Ingenieros de Minas -titulado 'Gas no convencional, una oportunidad de futuro'- que da su visto bueno a las explotaciones de este tipo en España. Al margen de informaciones que apuntan a intereses en el Colegio y empresas del sector el informe analiza las posibilidades de explotación del 'fracking' en España y alaban sus bondades en materia energética apuntando que “no se trata de una actividad más peligrosa que otras que lleva el ser humano como por ejemplo: conducir, vivir en una zona sísmicamente activa o realizar una radiografía.”

Los ingenieros de Minas piden que la legislación “incentive a las poblaciones afectadas por la futura explotación de recursos no convencionales, en el sentido de que el que soporta la molestia debe de recibir su justa compensación”.

La técnica es muy criticada por los colectivos conservacionistas por dudar sobre las consecuencias en los acuíferos por la inyección de productos químicos, sobre si podría provocar terremotos y por desconocerse otros efectos sobre el medio ambiente. De hecho, en el informe del Colegio Superior de Ingenieros de Minas se dicen que “los principales riesgos que se asocian a la técnica del 'fracking' son: la considerable cantidad de agua que requiere el proceso, la posibilidad de contaminación de los acuíferos subterráneos, y la presencia de productos químicos en el fluido de fractura perjudiciales para la salud si se incorporan a la cadena alimentaria”.

El 'fracking' en León

Aunque la Junta de Castilla y León ha concedido varios permisos para la investigación de los recursos de gas no convencional en la provincia, de momento el 'fracking' ha conseguido poner de acuerdo en su rechazo a partidos políticos como PSOE, IU, Equo o UPyD; organizaciones como Ecologistas en Acción o la agraria UPA-Coag. Todos dudan de la conveniencia de la explotación del gas no convencional mediante esta técnica y prefieren que la Junta hiciera caso omiso al lobby energético y retirara los permisos de investigación y extracción, algo solicitado incluso en las Cortes de Castilla y León.

El informe de los ingenieros de Minas cita que los recursos de gas metano en capa de carbón (CBM) fueron estimados en el año 2004 por el Instituto Geológico y Minero de España elaborando un inventario y que situaba las principales zonas en las cuencas carboníferas, entre las que se encontrarían: Asturias, zona norte de León, Villablino, Pirineos, Guardo-Barruelo. En la zona norte de León se estimaban unas reservas de 6.200 millones de metros cúbicos y en la cuenca de Villablino de 2.100 millones de metros cúbicos.

Además del gas metano de las capas de carbón (CBM) León podría contener mayores reservas de gas no convencional si se estudia a fondo la bolsa posible de gas de pizarras (shale gas). Según los ingenieros de Minas “en España está todo por hacer en materia de gas no convencional” y podría ser una fuente de energía con reservas para 39 años.

Con un futuro legislativo más claro queda ahora por ver si el furor del 'fracking' se asentará en la provincia, con las correspondientes bendiciones autonómicas, o bien este polémico tren energético pasa de largo.

Un documental contra el 'fracking'.

La respuesta del sector al documental puedes verla en este enlace (no permite incrustarlo su propietario, Shale Gas España)

Etiquetas
stats