Más de 6.000 personas han visitado ya las luces navideñas de la localidad de Almanza

Detalle decorativo navideño con las murallas de Almanza al fondo.

Redacción ILEÓN

Desde el pasado 26 de noviembre, cuando se celebró el encendido navideño, a las calles de Almanza no dejan de llegar numerosas visitas de familias. En estas semanas, esta villa del este de la provincia de León ha recibido ya a más de 6.000 turistas que quieren conocer un espectacular alumbrado que crece cada año.

La iluminación navideña en Almanza cuenta con más de 50.000 puntos de luz que el Ayuntamiento ha instalado por sus calles y plazas. Con esta apuesta, la cabecera del municipio se ha ganado a pulso el sobrenombre del ‘Vigo rural leonés’. De esta manera, la tradición de ir a visitar las luces de Navidad de este pueblo se hace más fuerte cada año entre los leoneses y visitantes de territorios vecinos, como Asturias, Palencia o Valladolid.

Dentro de las más de diez figuras ‘XXL’, la que está siendo más fotografiada por su originalidad es el Grinch y su perro Max. También brillan con luz propia los regalos que se le han ido cayendo por el camino, como una guitarra, un peluche y un corazón, y que forman parte de su plan de robar la Navidad. El Grinch de Almanza es una creación única, que no se puede contemplar en ningún otro lugar del país.

Parte de este éxito de Almanza en estas fecha tan entrañables reside en que no solo se ofrece al visitante un paseo por las luces, así el planazo se completa con una pista de hielo, villancicos por las calles y con la famosa ‘Ruta de los Enanitos’, ampliada recientemente con las casas de los tres cerditos. Un plan para niños y no tan niños, inmejorable para esta Navidad, y que seguirá disponible hasta el próximo 9 de enero para recibir con los brazos abiertos en este pueblo a miles de visitantes más.

Etiquetas
stats