“Son unos presupuestos difíciles, realistas y posibles”

Imagen de la presentación pública de los presupuestos de la Junta de Castilla y León

Juan Vicente Herrera ha optado por presentar personalmente los nuevos presupuestos de Castilla y León en una larga comparecencia ante los medios de comunicación. Allí ha desgranado los números de las cuentas del 2013 de la comunidad autónoma con bastante detalle e incidiendo de manera reiterada en la importancia del gasto social del presupuesto.

En general las cifras bajan en línea con las previsiones y lo avanzado, hasta culminar un presupuesto de 9.481.615.087 euros, un 2,45% menos que en este 2012. Se trata del cuarto año de caída de los presupuestos de Castilla y León, que desde el año 2009 se han dejado 1.100 millones de euros por el camino.

Las cuentas mantienen los objetivos globales de cumplir con el límite del déficit autonómico, un 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2013 y que la deuda pública no supere el 13% del PIB, en línea con lo aprobado por el Ministerio de Economía y el Consejo de Política Fiscal y Financiera. En el cuadro macroeconómico que ha diseñado la Junta contemplan una caída del PIB para el 2013 del 0,9%, superior al 0,5% de caída que ha calculado el Ministerio de Hacienda para el conjunto del Estado.

Las tres consejerías que agrupan el gasto social dispondrán de 7.344,3 millones de euros para financiar sus actuaciones no financieras, acumulando el 79,7% del gasto total no financiero. De ellos, Sanidad dispondrá de 3.237,5 millones; Educación, de 1.802,4 millones; y Familia e Igualdad de Oportunidades, 815,3 millones. Sobre los datos de 2012 las reducciones suponen para Sanidad un -5,34%, para Familia e Igualdad de Oportunidades un -1,05% y para Educación un -7,68%, siendo esta última la tercera consejería que más fondos pierde.

El Presidente de la Junta entiende que haya críticas al nuevo presupuesto

La Junta de Castilla y León estima en el contexto macroeconómico del presupuesto para 2013 la previsión de una tasa de paro del 19,9 por ciento para el próximo año, un 4,4 por ciento menos que la media prevista en el conjunto del Estado.

Los mayores recortes se aplican a la Consejería de Cultura, que pierde el 15,47% de sus fondos, y el coste de la deuda pública sube un 39,85% hasta totabilizar 854.363.972 euros destinados a pagar las deudas de la comunidad autónoma, siendo la única partida que aumenta en el 2013. Las Cortes de Castilla y León sufren un leve recorte del -3,01% hasta los 24.530.050 euros. Presidencia es la consejería con mayor recorte del presupuesto hasta los 89.192.230 euros (-24,75%)

Novedades fiscales

Entre las novedades en materia de impuestos que se han aprobado se encuentran la recuperación de los impuestos de Sucesiones y Donaciones y el aumento de tipos en Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados. No obstante se crea un mínimo de 175.000 euros exentos en el caso de donaciones y además se aprueban bonificaciones al 99% para transmisiones y donaciones de empresas familiares y en el ámbito agrario. El tramo autonómico del IRPF se mantiene como en el año 2012, justificándolo la Junta en la importante subida ya acometida por el tramo del Estado.

Presupuestos sociales

El presidente de la Junta ha reconocido que “no son los presupuestos que nos gustaría plantear y tener” pero los ha defendido por ser “realistas y posibles”. Herrera ha entendido que pueda haber críticas al presupuesto y sus recortes ya que el objetivo de reducción del déficit público a la mitad les ha obligado a adoptar “decisiones duras e impopopulares que pueden conllevar desgaste político y crítica social. Son decisiones necesarias pero que deben adoptarse de las manera más justa y equitativa”.

Herrera ha insistido, una y otra vez, en que son unos presupuestos sociales

Herrera ha explicado los objetivos del presupuesto en garantizar la “sostenibilidad de las cuentas públicas, objetivo de medio y largo plazo para seguir prestando los servicios”. Para ello cree que es el “único camino que conocemos para cuadrar cuentas en reducir déficit público y alcanzar equilibrio presupuestario. Estamos convencidos de que esa es la salida real a la crisis”.

Según el presidente de la Junta “estamos ante un presupuesto social, el gasto se reduce en todas las áreas pero el grueso de nuestros recursos va a los grandes servicios públicos. Piensan en los colectivos más desfavorecidos, los que sufren más directamente las consecuencias de la crisis.” Herrera ha expresado su deseo de que las previsiones que apuntan a un crecimiento a finales del 2013 se cumplan y se comiencen una nueva senda de crecimiento económico.

Cuestionado por los periodistas por el impacto de los presupuestos en la ciudadanía y su valoración Herrera ha reconocido su fortuna por tener un trabajo en los tiempos actuales y se ha mostrado dispuesto a arriesgar con unos presupuestos como estos, “ya que es mi responsabilidad”. El presidente no se ha olvidado de recordar que no comparte todas las decisiones del Gobierno de Rajoy mencionando su abstención en un Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Etiquetas
stats