Polémica en el último pleno del año por un plus de festivos a los trabajadores de la limpieza

Último pleno del año en el Ayuntamiento de León.

Útimo pleno del año en el Ayuntamiento de León y última polémica para finalizarlo. En algo más de una hora se desarrolló la sesión plenaria cuya cuestión más destacada fue la aprobación de un plus para los trabajadores del servicio de limpieza, que asciende a 120 euros por cada festivo que se trabaje fuera de su calendario laboral.

Esta medida, el punto siete del orden del día, fue objeto de un intenso debate político y contó con los votos a favor de PP y UPL y la negativa del PSOE. En su argumentación el concejal socialista Vicente Canuria justificó la negativa a aprobar esta tasa no tanto en la cuestión en sí misma sino en la forma en que se ha tramitado, denunciando que no se haya elevado al órgano competente que evalúa la actividad de recogida de residuos y limpieza viaria. Además el PSOE considera que esta decisión puede suponer un agravio entre trabajadores municipales y acusó al equipo de Gobierno del PP de no cumplir con el acuerdo de la municipalización del servicio en 2013, al haber menos trabajadores ahora que cuando se firmó pese al compromiso de mantenimiento de la plantilla.

UPL, por su parte, apoyó este punto aludiendo a la necesaria recompensa a los trabajadores de este servicio por los recortes sufridos durante la municipalización y considerando “justa” esta compensación de trabajo en festivos fuera del calendario laboral.

La concejala de Personal, Nuria Lesmes, defendió la propuesta del equipo de Gobierno asegurando no comprender la oposición socialista a la medida y poniendo en valor la municipalización, que a su juicio “se hizo muy bien y eso es molesto”. Consideró la negativa socialista a la medida como “un palo en las ruedas a la gestión” pidiendo al PSOE que no enfrentara a los trabajadores municipales. También justificó el descenso de trabajadores del servicio en la “merma natural” que se ha producido en estos dos años.

Antonio Nicolás, del sindicato USO, ha considerado a la salida del pleno que “el PSOE no ha entendido bien este asunto” al valorar su negativa incidiendo en que los trabajadores de limpieza y recogidas de basuras “hemos cumplido estrictamente con el acuerdo con la ciudad y el Ayuntamiento” pese a los recortes salariales y de personal no repuesto que han sufrido en estos dos años de municipalización. Para el representante sindical se debe cumplir estrictamente el acuerdo suscrito a finales de 2012 y ha pedido que se reponga el personal jubilado en cumplimiento del acuerdo y que reponga el 4% de descenso salarial aplicado al personal laboral. Según su versión una “casta” sindical y de funcionarios de alto nivel impiden un acuerdo para el personal laboral en el Ayuntamiento de León, incluídos los trabajadores del servicio de limpieza y recogida de basuras.

Otros asuntos del pleno

El último pleno del año dio el visto bueno a otros asuntos como contratos de crédito con entidades financieras o el cambio de nombre de la concejalía de Sanidad, Comercio y Consumo al de Salubridad Pública, Comercio y Consumo, que dirige María José Álvarez Casais, a menos de medio año de las elecciones.

Sobre la mesa quedó pendiente la salida del consistorio leonés de diversas asociaciones de ayuntamientos, como la de Ciudades AVE, que serán abordados por los grupos municipales antes de volver a llevarse a pleno en un acuerdo de los 3 partidos con representación.

El pleno también aprobó una moción de apoyo a favor de la empresa leonesa FLR, en una complicada situación tras cancelar el Banco Ceiss (Caja España-Duero) el contrato que mantenía con ella y que puede complicar el futuro laboral de más de un centenar de trabajadores.

Etiquetas
stats