Menos de una hora ante la Justicia para extender la sospecha 23 años atrás

Corporación Diputación presidente Marcos Martínez toma de posesión elección León diputados

“¿Pero éste se hizo corrupto en cinco meses o ya venía de antes?”. La frase pertenece a dos señoras que diseccionaban un periódico en una céntrica cafetería leonesa y resume el sentir de muchos ciudadanos, y buena parte del PP leonés preocupado por ver cómo la mancha de la sospecha sobre Marcos Martínez puede extenderse.

Martínez es alcalde de Cuadros desde las elecciones de 1991 y con unos resultados electorales aplastantes, al tener desde 1995 siete de los nueve concejales del municipio. Su primera legislatura tuvo que pactar para gobernar pero a partir de la segunda su dominio ha sido absoluto. En 2007 hizo un hueco a Isabel Carrasco en las listas municipales debido a que ella era originaria del municipio y pese a presidir el partido desde 2004 no logró situarse en las listas de León ciudad debido a su enfrentamiento con el entonces alcalde Mario Amilivia. Con la derrota electoral de Amilivia y su huída al Consejo Consultivo de Castilla y León, Carrasco maniobró para controlar la lista municipal, en la que se coló de dos tras poner a Emilio Gutiérrez como cabeza de cartel 2011, unas elecciones en las que el PP arrasó. Curiosamente Marcos Martínez fue senador entre 2007 y 2008 sustiyendo a Mario Amilivia.

Un dato relevante y actual de Martínez es que es alcalde de Cuadros sin poseer ninguna propiedad en el municipio, ya que su relación viene de su primera mujer, ahora ex, ya que él proviene del vecino municipio de Sariegos. Martínez vive en León capital aunque nunca dejó de dominar la localidad. Uno de los hitos fue que en 2007 este pequeño municipio fue tener dos diputados provinciales, algo que fue objeto de una seria polémica interna en el Partido Popular. A la designación de Isabel Carrasco como diputada, y posterior presidenta, le siguió el nombramiento del propio Marcos Martínez como 'premio' a meterla en las listas. Pero Carrasco impuso su criterio y todos callaron.

La operación 'Púnica', una de cuyas tramas ha llevado a prisión al presidente de la Diputación por el riesgo de fuga y la gravedad de los hechos imputados, ha generado un vendaval político de primera magnitud que se ha llevado por delante el pacto PP-PSOE contra la corrupción y generado una bronca entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy en el Congreso de las que hacen época. Esta última acción de la Justicia contra la corrupción ha levantado una enorme preocupación en los partidos nacionales, que esperan con cierto miedo al avance de las investigaciones.

Y esa es la preocupación de Génova -sede del PP nacional- respecto a lo que ocurra en León. Los seis delitos que el juez Eloy Velasco -excargo del PP en Valencia- atribuye a Martínez son “negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y fraude”. Pero lo conocido es que los delitos son de sus cinco meses de presidente de la Diputación, que cumplía cuando declaraba ante el juez en la Audiencia Nacional este jueves, y no de sus 23 años anteriores de gestión pública. Los documentos incautados por la Guardia Civil en el Palacio de los Guzmanes podrían extender las sospechas de contratos hacia atrás, a todo lo firmado por Martínez en la misma; algo muy habitual ya que Carrasco solía protegerse con las firmas de sus subalternos. Un hecho que causa pavor, y más teniendo que elegir a alguien como sustituto cuando (casi) todos eran de plena confianza de la fallecida Presidenta.

La imputación en la trama 'Púnica' de Jesús 'Suso López, todopoderoso interventor de la Diputación y también de plena confianza de los 'carrasquistas' apunta a connivencia interna en el seno de la institución provincial en posibles prácticas corruptas. Siempre sospechadas pero escasamente aireadas de forma pública salvo casos puntuales.

Así el PP leonés tiene ante sí la disyuntiva de realizar un nombramiento que no deje en evidencia y bajo sospecha toda su gestión en la época Carrasco de la Diputación y a la vez contente al sector 'carrasquista' que domina el Palacio de los Guzmanes. La anterior ya la puso bajo sospecha la propia Carrasco con sus arremetidas ocasionales contra el expresidente Javier García Prieto. Por el momento, el miembro de la actual Corporación que concita mayores apoyos -tanto internos de la institución como del PP leonés e incluso de Castilla y León- es el joven diputado Emilio Orejas, de 39 años, el alcalde de Valdelugueros que ha llevado este mandato la responsabilidad de Deportes, Juventud y Turismo.

Parecida papeleta queda en el Ayuntamiento de Cuadros. Si a Marcos Martínez se le atribuye el uso de contratos públicos para mantenerse en la poltrona de máximo dirigente de la Diputación provincial cabe la pregunta de si usó los del Ayuntamiento para mantenerse en el poder municipal; ampliamente refrendado una y otra vez en las urnas, eso sí.

Diversas fuentes apuntan a que la operación contra los 'púnicos' acaba de empezar y que veremos más imputados e investigaciones, incluídas en León. Una certeza que sólo la UCO y el juez Velasco tienen en sus manos en este momento. Como el futuro de parte del PP leonés.

Etiquetas
stats