EL Gobierno del PP deja en la estacada a los municipios mineros

El Campus del Bierzo de la Universidad de León fue financiado con fondos Miner del Plan del Carbón

El decreto que recoge el primer tijeretazo a las cuentas públicas aprobado por el gobierno de Mariano Rajoy dice textualmente “Eliminación de la financiación de infraestructuras en compensación del cese de actividad de la minería del carbón”, dentro del Real Decreto-Ley sobre medidas de orden económico y social y de corrección del déficit público. Esto significaría cargarse, sin negociación, una de las partes más significativas del Plan del Carbón, la aportación de ayudas públicas para infraestructuras en las zonas mineras, a cambio de la reducción del sector que se viene aplicando desde hace más de dos décadas.

Sólo en León faltan por desarrollar infraestructuras comprometidas antes de 2006 por valor de 9 millones de euros

Las reacciones no se han hecho esperar, para Ignacio Fernández, de CCOO, asegura que: “este tema ya venía empantanado desde hace bastante tiempo, no es un problema sólo de este gobierno, aunque desde luego, no lo disculpo”. “Es un eslabón más en el estrangulamiento al sector del carbón, y si de verdad se hace efectiva la medida sería el final de un sector importantísimo”.

Arturo Fernández, de UGT asegura que “todos los recortes que se están produciendo nos producen rechazo”. “Esto solo se entiende por el gran desconocimiento que existe de la situación real del sector”. “Seria muy perjudicial para la provincia por lo que esperamos que den marcha atrás”.

Alejandro Valderas , de UPL, asegura que hay que tener en cuenta que todos los acuerdos o financiaciones comprometidas en presupuestos anteriores se deberían de seguir cumpliendo, por lo que todavía se podría tirar de ese dinero un tiempo. Además ha señalado que parte de las ayudas al carbón vienen de fuera, por lo que igual se podrían recuperar.

El líder berciano del PSOE y alcalde del municipio minero de Vega de Espinareda, Santiago Rodríguez, en declaraciones a Radio Bierzo habla del mal comienzo del Partido Popular por dejar de lado la minería del carbón con estas iniciativas.

El Plan del Carbón

El actual Plan del Carbón vigente, con el rimbombante nombre de “Plan Nacional de Reserva Estratégica del Carbón 2006-2012 y Nuevo Modelo de Desarrollo Integral y Sostenible de las Comarcas Mineras” basaba sus principios generales entre otras cosas en “promover la reactivación de las comarcas mineras” o “mejorar la calidad de vida en las comarcas mineras”, puntos que parece complicado que se cumplan sin inversión en infraestructuras. El plan vigente menciona expresamente como objeto “atenuar el impacto que produce la pérdida de puestos de trabajo en el sector fomentando la creación de empleo alternativo al monocultivo del carbón mediante el apoyo a proyectos empresariales generadores de empleo, la potenciación de los recursos humanos de las comarcas financiando actividades de formación y la creación de infraestructuras.”

El primer plan del carbón data del año 1998 y tuvo vigencia hasta el 2005. El segundo se firmó en 2006 y permanecerá, si no hubiera habido cambios, hasta diciembre de 2012. Además se estaba negociando uno nuevo hasta el año 2018, cuando según la Unión Europea deben desaparecer las explotaciones mineras no rentables.

Las actuaciones aprobadas por la Comisión del Cooperación del actual Plan del Carbón suponían más de 245 millones de euros en la provincia de León

El actual Plan del Carbón comprometía un total de 2.880 millones de euros para la la reactivación de las comarcas mineras afectadas por la ordenación de la minería, distribuidos por anualidades de la siguiente forma: 440 M€ en 2006/2008 y 390 M€ en 2009/2012. Además se comprometía a ejecutar lo pendiente de antes de 2005. De esos fondos se nutría la inversion en infraestructuras que suponía más del 50% del total de los fondos. A Castilla y León le correspondía el 25% de esos fondos anualmente que para este año se preveían de 175 millones de euros.

Un mal endémico que ya arrastraba el Plan del Carbón era la larga lista de incumplimientos por parte de las administraciones, singularmente la autonómica y la central. Sólo en Castilla y León hay en estos momentos pendientes de aprobación o denegación 80 millones de euros en proyectos de todo tipo.

Financiaciones del Plan del Carbón.

Pese a su irregular funcionamiento el Plan del Carbón ha financiado obras históricas para las comarcas mineras leonesas. Una de las mayores inversiones fue el Campus del Bierzo, reconvirtiendo el antiguo Hospital Camino de Santiago en las instalaciones educativas de la Universidad de León en el Bierzo. Además decenas de carreteras comarcales, provinciales y autonómicas, edificios públicos, zonas industriales o proyectos turísticos han sido financiados con fondos mineros del Plan del Carbón, actuaciones que ahora se caerían por falta de financiación.

De remanentes de convenidos firmados antes de 2006, y no ejecutados, estamos hablando en León de inversiones de más de 9 millones de euros con proyectos como el teleférico de Vegacervera, zonas industriales en Fabero, Igüeña y Carrocera, la mejora del entorno urbano minero de Villablino, la depuradora de Cistierna o la mejora de la carretera que une Puente Almuhey con La Mata de Monteagudo. Ahora no se sabe qué va a pasar con estas inversiones comprometidas.

Respecto de las actuaciones del vigente Plan del Carbón (2006-2012) para la provincia de León se habían comprometido más de 240 millones de euros, buena parte de ellos sin ejecutar y conveniar. Para el año que viene, de momento, se eliminan los 175 millones en infraestructuras, no se sabe nada de los otros 175 millones para desarrollo empresarial y los 40 millones para formación en las cuencas mineras. Además tampoco se sabe nada sobre qué pasara con los convenios comprometidos pero no firmados, que podrían hasta desaparecer. La falta de concreción del Gobierno de Rajoy hasta el momento hace dudar de si se llevará a cabo o no lo comprometido.

Etiquetas
stats