Culebrón político en Bembibre

Calles de la localidad berciana de Bembibre. Foto: infobierzo.com

Habría que remontarse a veinte años atrás para recordar un tiempo tan convulso como el que vive estos días el ayuntamiento de la capital del Bierzo Alto. Quizás sea el tiempo de la campaña electoral o bien las consecuencias de que la victoria “popular” en mayo de este año todavía no ha sido bien digerida; lo cierto es que se suceden las peticiones de dimisión, los comunicados y contracomunicados y la polémica no cesa.

Desde la victoria del PP de José Manuel Otero Merayo, antiguo regidor de Folgoso de la Ribera, el PSOE ha hecho una oposición dura a la gestión del primer edil bembibrense. Las críticas a sus actuaciones han sido constantes, al igual que las del equipo de gobierno acusando a los antiguos gestores de dejar a Bembibre en la ruina. Día sí y día también las trifulcas entre los grupos popular y socialista de Bembibre han dejado una amplia huella en las hemerotecas de los medios.

Dos sentencias ponen en cuestión la gestión de Otero Merayo en Folgoso

Pero esta semana la cuestión ha subido varios grados de tono. Primero golpeó el PSOE a través de Folgoso de la Ribera. Se dieron a conocer las sentencias que declaran nulas las licencias otorgadas por José Manuel Otero a una cantera ubicada en Rozuelo cuando era alcalde de Folgoso de la Ribera. El hecho de anular las licencias pone en cuestión la actuación del actual alcalde de Bembibre y podría instarse a un procedimiento por prevaricación contra el alcalde popular, si hay sentencia firme. El PSOE de Folgoso pidió su dimisión con los mismos argumentos que en su momento usó Otero Merayo para pedir la dimisión del portavoz socialista en Folgoso, que fue condenado primero y luego absuelto en sentencia firme por denuncia falsa con el tema de la gravera precisamente. Otero le pidió que se fuera por la sentencia condenatoria pero ahora hace oídos sordos a la petición socialista.

Y es justo en este momento cuando el grupo municipal Popular de Bembibre emite una nota de prensa acusando a la concejala, y candidata socialista al Senado, Nancy Prada de lucrarse en su período de gestión municipal mediante adjudicaciones a una empresa en la que participa. Según el PP “desde la toma de posesión como concejala responsable de Hacienda y personal en el ayuntamiento y durante el periodo de cuatro de mandato, las empresas gestionada familiarmente por la edil, ”Flama Dotaciones Urbanas S.L.“ y ”Flama Grupo Incendios S.L.“ facturaron al ayuntamiento de Bembibre un total de 252.380 euros.” Los populares dicen que las facturas estaban infladas y se vulneró la Ley de Contratos del Sector Público en varios puntos, entre ellos al prohibir la adjudicación de contratos a empresas de cargos electos. El PP transmitirá esta denuncia a la Justicia para que resuelva.

Así están las cosas de momento: de dimisión a prevaricación.

Según el PP la concejala Prada benefició a sus empresas en su mandato en Hacienda

A la acusación han respondido primero la aludida y después su exjefe, el anterior regidor Jesús Esteban. Nancy Prada ha respondido que las acusaciones no sólo son “mentiras y falsedades” sino que se trata de “calumnias rastreras, intolerables y asquerosas” que no va a permitir. Por este motivo, Prada anuncia que “voy a ejercer todas las acciones civiles y penales en defensa de mi honestidad personal, de la respetabilidad de mi familia y del proyecto socialista de Bembibre en su conjunto”.

El último en hablar ha sido el exalcalde Jesús Esteban, hoy retirado de la política entre elogios de todos los partidos incluído Otero, y ha afirmado que el PP “hizo pública esta misma acusación en las elecciones municipales y desde entonces no han promovido acción judicial de ningún tipo. Sin acción judicial no están legitimados para volver a los medios de comunicación. Es difamación pura y simple.” Aclara además Esteban que “las relaciones comerciales entre el Ayuntamiento de Bembibre y el Grupo Flama son muy anteriores a la elección de Nancy Prada como concejala, y se remontan a su instalación en el parque industrial del Bierzo Alto a finales de los 90, siendo alcalde el Popular y hoy diputado provincial Jaime González”.

La polémica sigue en alto y en Bembibre se recuerdan viejos tiempos pasados que como suele suceder en la historia, tienden a repetirse.

Etiquetas
stats