Cuatro años de El Pin-txuezo, el periódico escolar que hace noticia un proyecto educativo en Laciana

Alumnos que componen la redacción de 'El Pin-txuezo'.

El periódico escolar del colegio El Campo de Villaseca de Laciana cumple cuatro años acudiendo con normalidad a su cita con sus lectores, con el número 31 de sus ejemplares editados, ya disponible en los puntos de venta habituales.

Han cambiado los alumnos, han cambiado los profesores, hemos padecido una pandemia; hechos trascendentes en estos cuatro años intensos pasados. A pesar de ello, como los humanos somos incapaces de eludir ese inexorable discurrir del tiempo, solo somos capaces a curvar en la ilusión la recta inflexible por la que éste transita, con nuevas incorporaciones a los procesos en marcha, para mantenerlos activos independientemente de quien los produzca.

Así, El Pin-txuezo sigue tan vivo como en el primer ejemplar de aquel 12 de noviembre de 2019 en que se dio a conocer con unos redactores llamados Mario, Naiara dos Anjos, Natalia, Sergio y Naiara Santo, todos alumnos de sexto curso, guiados por Francisco Javier, director en aquel tiempo del colegio, creador e impulsor de este proyecto educativo.

Porque en el fondo todo este trabajo desarrollado en estos cuatro años, por cuatro grupos de niños diferentes cada año. Tiene como finalidad principal favorecer el proceso educativo de los alumnos con unas herramientas pedagógicas diferentes. Que les permitan afianzarse en uno de los objetivos generales del proceso, como lo es, el de fomentar una educación basada en la participación, cooperación e inclusión del alumnado.

Mientras los primeros alumnos del año 2019 ya están en cuarto curso de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), el equipo de redacción de este curso está integrado por seis alumnos de cuatro, quinto y sexto de Primaria: David Rodríguez de cuarto, Diego Maldonado y Pedro Ferro de quinto, y Paula Ruíz, Diego López y Laura Lorenzo de sexto curso.

Con edades que oscilan entre los 9 y los 12 años, es un aliciente para los más pequeños poder colaborar con los mayores y participar en el reparto de tareas para sacar adelante cada ejemplar del periódico escolar. Elegir noticias, redactar y corregir, maquetar, imprimir, doblar y grapar, distribuir, enviar a los suscriptores forasteros, llamar por teléfono para captar nuevos suscriptores, llevar las cuentas económicas y los registros.

Una pequeña empresa manejada por el grupo de escolares, que utilizan para su funcionamiento una clase a la semana de las destinadas a Lengua Castellana, coordinados y supervisados por la directora del centro Laura García, “con ayuda de otros miembros del claustro”. Que afirma procurar siempre “que sean ellos mismos quienes asuman el trabajo, incluso el de corrección”.

Les encanta la actividad que realizan y creen que con ella promueven algo más de atención hacia el colegio y a sus actividades, así como al entorno del valle y los acontecimientos que en él suceden y ellos van recogiendo.

‘Habla, pueblo habla’

Este curso, han abierto una nueva sección para colaboradores a la que han puesto el nombre de una coletilla que estuvo muy de moda en los años de la transición política española, finales de los setenta y principios de los 80, ‘Habla, pueblo habla’. De la que seguro, que ninguno de ellos, ni siquiera su directora y el resto de integrantes del claustro escolar llegaron a escuchar.

En esta sección lanzan una oferta para los que deseen hacerles propuestas o ideas sobre asuntos a tratar en el periódico, y ofrecen un número de teléfono al que se deben enviar los wasaps con las sugerencias, 616397259. Incluso si crees que mereces, por algún motivo, ser el protagonista de una de sus páginas, wasapealos. Pues como aseguran en su sección “trataremos de hacer tus sueños realidad”.

En nuestra conversación nos confesaron una de sus debilidades, las entrevistas: “Nos da y sentimos en ellas algo de vergüenza”. El tener que frente a las personas les provoca un poco de miedo escénico, por el temor a meter la pata o al “qué pensaran”. Para animarlos les confesamos que todos pasamos por eso y que se supera con la práctica y preparando bien las entrevistas.

Por último, nos apuntaron otra idea, que quizá pongan en marcha este año para conmemorar este cuarto, y ya camino del quinto aniversario. Convocar a todos los que han pasado por la redacción de El Pin-txuezo y celebrar una fiesta todos juntos un día en el colegio.

Etiquetas
stats