La Xamascada, un prólogo perfecto para San Roque en Villablino

Xamascada en Villablino. // Luis Álvarez

La celebración en Villablino de las pruebas de patines en línea valederas para los campeonatos de Europa, de slalom y por equipos, para la Copa del Mundo y las de los mas pequeños, agrupadas todas en la denominada Xamascada, que este año celebra su sexta edición, han sido el mejor preámbulo para las fiestas de San Roque, que comienzan este domingo en la capital lacianiega.

Desde el jueves arrancaron los trabajos con los preparativos del circuito del recorrido a lo largo de casi la totalidad de la Avenida de Laciana. Colocando vallas, áreas de descanso para los equipos, andamiajes para la salida y la meta. Tendidos de cables de megafonía, sonido, cámaras en vuelo y andamios para las estáticas destinadas al streaming. O diversas carpas, protecciones en señales y farolas, vallas, letreros indicadores, con todo un gran despliegue de medios.

Ya fue el anuncio para los vecinos de esta zona central de Villablino de tres días de 12 horas diarias de intensa actividad. Y el deambular por la localidad de grupos de deportistas (casi 200) y sus acompañantes, alteraron el paisaje urbano, llenándolo de actividad, diversidad y colorido, como si de una verdadera fiesta se tratase.

El vienes, desde primeras horas de la mañana, el ruido de las ruedas de las pesadas maletas o bolsas de deporte en las que los patinadores cargan sus aparatosos equipamientos, sonaba por todos los rincones del pueblo, al trasladarse desde sus alojamientos en Villablino o desde los coches en los que se acercan desde otros pueblos de los alrededores. Con destino al área de descanso de los equipos ubicada en el parque, al sur de la iglesia de Santa Bárbara.

Los mismos sonidos se repiten en cada atardecer, con la sordina que procura la actividad más intensa de este horario vespertino más bullicioso que el del amanecer silencioso, cuando regresan a sus aposentos en busca de la relajante ducha y el lugar para el reposo y descanso tan necesario para sus cuerpos exhaustos por el calor y el esfuerzo.

Luego la competición fue animando a un público perezoso, que hasta últimas horas de la mañana no empezó a llenar las aceras de la calle para presenciar las evoluciones de los patinadores, con la clara preferencia de escoger el lado izquierdo de la calle, el de sombra, en detrimento del de la acera de enfrente castigada por un sol implacable. Sólo algunos lograron acomodarse bajo las protecciones de sombra de las terrazas de los establecimientos hosteleros.

La jornada del viernes tuvo el colofón habitual de años anteriores con el desfile final del día, en lo que llaman 'Ceremonia de Apertura', aunque sea más casi de clausura, al menos de esta primera jornada. Donde la música tradicional lacianiega y el baile del país de la mano de los integrantes del Grupo Tsaciana, la presencia elegante y el porte distinguido de los mastines, precedieron y acompañaron el desfile de las 10 delegaciones de otros tantos países participantes en las pruebas: Japón, Polonia, República Checa, Alemania, Eslovaquia, Serbia, Croacia, Letonia, Italia y España. Donde los jóvenes patinadores ya se relajan y se divierten rivalizando con sus cánticos, gestos grupales y alharacas de alegría.

Y ahora San Roque

El sábado, una práctica repetición de los acontecimientos del viernes, que volverán a reproducirse el domingo en la ultima jornada de la VI Xamascada, cuyos resultados deportivos, de clasificaciones, videos y espectaculares imágenes están a alcance de todos en la web de la organización www.xamascada.com, que es competencia exclusiva del Club Deportivo Leitariegos.

El club cuenta con diversas colaboraciones y apoyos económicos institucionales y privados, además de un numeroso grupo de voluntarios, que realmente son quienes terminan haciendo posible que un evento deportivo de esta envergadura se realice en una pequeña población de la montaña occidental leonesa, a la que convierten por tres días en la “capital mundial del alpino en línea”. La cita genera además un impulso muy necesario para el buen funcionamiento de la actividad económica de la comarca.

El relevo lo cogen las actividades festivas, que desde el domingo completarán otros cuatro días cargados, quizá en exceso, de actividades en un abigarrado programa (se puede acceder a él al final de este texto). Con prolegómenos de actividades culturales. como la presentación el viernes del libro 'Los días del carbón más brillante', de Alberto González Llamas. El sábado se produjo también la presentación del libro 'Los días de silencio', de Beatriz Delgado Rodríguez, natural de Villaseca de Laciana como Alberto. Y una hora más tarde el grupo local de teatro El Escarpín estrenaba su nueva producción 'De piescus y escayus', sobre un texto de José Ramón Oliva.

Dos años de abstinencia festiva, más que voluntaria forzada por circunstancias y gobernantes, se saldan ahora con seis días continuados de acontecimiento festivos y lúdicos, que todos deseamos no nos provoquen un empalagoso empacho de diversión.

Nota: si no puede visualizar el PDF en su navegador puede descárgarlo pinchando aquí.

Etiquetas
stats