Los recortes hieren gravemente al deporte leonés

Pancartas en el Palacio de apoyo a los jugadores.

“Hay que adaptarse a la situación, la calle está mal y nosotros no vamos a ser menos”, la frase es textual y la dice uno de los presidentes de los equipos de élite leoneses. Los 262.664 euros que el equipo de gobierno de la capital va a destinar para Ademar, Baloncesto León, Cleba, Aros, Ritmo, Sprint y León Fútbol Femenino auguran años de mucha austeridad, de cambios de objetivos deportivos y probablemente de alguna desaparición.

El Ademar recibirá 196.560 euros, de ellos 116.000 de los presupuestos y 80.000 de Aguas de León; Baloncesto León recibirá 154.000, de ellos 74.400 del Prespuesto y 80.000 de Aguas de León; el Cleba tiene asignados 62.900 euros, de ellos 22.904 de los presupuestos y 40.000 de Aguas de León; al Aros le tocan 39.000 euros, de ellos 19.800 de los presupuestos y 20.000 de Aguas de León, el Sprint recibirá 30.000 euros, de ellos 10.000 de presupuestos y 20.000 de aguas de León; para el León Fútbol Femenino son 15.000 euros, de ellos 10.000 de los presupuestos y 5.000 de Aguas de León y el Ritmo por su parte le tocan 9.000 euros de los presupuestos.

Al habla con varios presidentes todos han destacado que el ayuntamiento ha mantenido el compromiso adquirido en las cifras hace unos meses, y esperan que se pueda cumplir un calendario de pagos adecuado a la situación de los clubes. Se habla de poder cobrar antes del 30 de junio los ingresos de la temporada, que aliviarían mucho las arcas de los clubes, aunque en algunos casos puede llegar tarde y con el enfermo ya en la UVI.

Al habla con Carlos Pollán, presidente del Ademar valora positivamente que se haya mantenido el compromiso de las cantidades, aunque baja un 50% la aportación. Confía además en el cobro temprano de lo de la temporada y de la deuda anterior para poder solventar el final de temporada con todos los compromisos de pago realizados. Cuestionado sobre los nuevos tiempos de austeridad Pollán ha confirmado a ileon.com que se trabaja en una reducción del presupuesto, en torno al 25-30% de los costes de fichas, asegurando que la continuidad del Ademar no tiene ninguna duda.

Joaquín Rodríguez, presidente del Baloncesto León, califica la situación de su club de “muy complicada” pero cree que con una buena planificación es posible su salvación y continuación del proyecto. Rodríguez apunta que desde el descenso de la máxima categoría el club ha acumulado pérdidas y “ha tocado fondo” y reconvertir el proyecto con unos objetivos más adecuados a la realidad económica, “todos tenemos que entender las circunstancias, pero hay tiempo para salvar el equipo”, matiza.

Lo cierto es que con estas cifras actuales, que rondan el medio millón de euros, el deporte leonés está abocado a una reconversión de objetivos deportivos y económicos y recuerda con añoranza las épocas de bonanza donde el ayuntamiento leonés repartía hasta 4 millones de euros entre todos. Y no hay que mirar tanto hacia atras, apenas 5 años. Ahora toca mirar hacia adelante y seguir llevando el nombre de León por donde se pueda.

Etiquetas
stats