FabLab León acoge una jornada de creación de juegos y fichas con Fabricación Digital

Juegos en FabLab León

Todo es posible en un FabLab, hasta crear tu propia versión del Palé en Saturno, el Monopoli en León, el ajedrez de la rebelión y el imperio de Star Wars, la oca de Star Trek o un juego inventado por ti por completo de cualquier temática. El laboratorio de Fabricación Digital patrocinado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (y desde el cual se imparte el Fab Academy con profesores del MIT), cuyas instalaciones están en el polígono industrial de Onzonilla, acoge uno de sus Open Lab en los viernes abiertos de 11 a 20 horas, invitando a la gente a crear sus propias piezas de sus juegos de mesa favoritos.

“Dados, fichas, tableros... incluso mesas de juego. Cualquier cosa que imagines puede llevarse a cabo en un Fab Lab. Ven este viernes y descubre cómo”, apuntan desde la organización. Es, también, una forma perfecta de conseguir aquellos recambios imposibles de tus juegos de antaño para no tener que sustituir ciertas piezas con trocitos de papel y sí con algo más contundente. Para ello se pueden utilizar tanto la cortadora y grabadora láser o las impresoras 3D o las fresadoras con materiales de todo tipo, junto con la cortadora de vinilo o programar una placa Arduino para que el 'cerebro alienígena' del juego que uno siempre había querido hacer se comporte como el maligno a vencer por los jugadores. Además, “como no todo es trabajar”, según la organización, recomiendan traer también los juegos de mesa preferidos. “Si quieres puedes traer el tuyo”, recomiendan también en su convocatoria para este viernes día 13.

Una nueva forma de ocio inteligente y responsable

Este viernes abierto es uno de esos especiales ya que se aprende mientras se planifica cómo jugar y diseñar reglas en conjunto, consiguiendo poco a poco pericia en el manejo de las máquinas allí reunidas. Para la dirección FabLab Leon pretende reunir una comunidad de usuarios interesados en cambiar la forma en que la sociedad consume los productos, dándole la vuelta a la forma de obtener útiles o divertimento. Por ello buscan que la gente aprenda a construir 'casi' cualquier cosa por sí misma o en compañía de otros, dejando volar la imaginación. “Nunca se sabe si de uno de estos trabajos puede surgir un producto o una industria que genere riqueza en León; lo que tenemos claro es que si no se intenta, si no creamos un lugar donde se pueda reunir una comunidad creativa y que sepa hacer las cosas por sí misma, proponerse retos, lo que estamos seguros es que es prácticamente imposible que ocurra por sí solo”, apuntan desde FabLab. En realidad pese a tener una serie de máquinas allí reunidas, realmente éstas no son importantes sino la gente que comparte diversos conocimientos para conseguir llevar adelante cualquier proyecto o necesidad. “También encontraréis mucha gente con diversos conocimientos, los cuales comparten con los usuarios del 'Fab', y a los que podeis aportar vuestras vivencias y capacidades”, indican desde la coordinación de los Open Lab de los viernes.

Si cualquiera quiere conocer y visitar FabLab León, el viernes es el día que está abierto al público. Sin embargo, la intención final de la dirección de este lugar donde todo es posible, es que la gente fabrique por sí misma el proyecto que tenga en la cabeza aunque no sepa cómo hacerlo. El truco es que todos los viernes se reúne gente dispuesta a ayudar, creándose así una comunidad de gente dispuesta a hacer lo que sea (incluso cohetes, ropa inteligente 'wearable', escanear personas e imprimirlas, hacer camisetas, enseñar programación a niños, jóvenes y todo tipo de personas que desconozcan esta disciplina, reciclar viejos objetos y aprender electrónica sencilla como Arduino y RapsBerry Pi).

Si te interesa lo propuesto, que suelen ser grupos que se reúnen de vez en cuando para trabajar sobre estas cosas y si es la primera vez que vas a visitar las instalaciones, es necesario reservar plaza en la dirección de correo electrónico openlab@fablableon.org para que te enseñen cómo funciona el FabLab. Así la organización comenta las muy sencillas normas básicas y enseña las posibilidades de las máquinas. Además, así se puede conocer de primera mano la última adquisición, la bordadora controlada por ordenador.

Etiquetas
stats