Susto en Villablino al filo de la media noche

Edificio en el que explotó una caldera en una vivienda en Villablino.

Eran un poco antes de los 23 horas y 15 minutos de la noche del domingo, cuando los vecinos del inmueble comenzaron a percibir en sus viviendas la presencia de humo, lo que les alertó para llamar al 112. Unos minutos más tarde una fuerte explosión en la zona de cocheras se dejó sentir en toda la manzana.

Uno de los vecinos del inmueble, acudió a las cocheras para tratar de saber que había sucedido, y fue la persona que tuvo que acudir al centro de salud de Villablino, desde donde se ordenó el traslado al Hospital del Bierzo, donde esta mañana le han dado el alta, regresando a su domicilio. Otras dos vecinas necesitaron atención médica provocada por los momentos de tensión vividos.

Los primeros en llegar fueron los servicios de extinción de incendios y protección civil del Ayuntamiento de Villablino, que consiguieron controlar el fuego iniciado en la cochera donde se encontraba la caldera y la puerta de acceso a las escaleras del inmueble. Así mismo procedieron a la evacuación de todos los vecinos de las cuatro plantas del edificio.

Guardia Civil y Policia Local también participaron en esas labores así como dos ambulancias del servicio de emergencias sanitarias. En los alrededores, entre vecinos desalojados, vecinos de los inmuebles adyacentes, agentes, trabajadores y algún curioso se concentró más de un centenar de personas, que seguían la evolución de los hechos, controlados desde el principio sin que causasen alarma, pero si preocupación y el susto consiguiente por la fuerte explosión, que hasta hubo quienes pensaron que se trataba de una acción violenta intencionada.

Los bomberos recibieron el aviso en Ponferrada a las 23 horas 15 minutos a través del 112, cuando llegaron a Villablino aún el edificio estaba completamente anegado de humo procedente del incendio y deflagración y procedieron a su ventilación y comprobación de los niveles de monóxido de carbono, también tuvieron que hacer una entrada a un vivienda en busca de medicación necesaria para una vecina desalojada.

Después de algo más de hora y media ventilando, se comprobaron de nuevo los niveles de monóxido de carbono en todas las viviendas antes de permitir que los desalojados volviesen a sus casas, los que desearon hacerlo, otras personas, por no esperar en la calle se trasladaron a casas de familiares o amigos. El alcalde Mario Rivas que se acercó hasta el lugar ofreció a los vecinos si, alguno quería ir a dormir a un hotel antes que regresara a su domicilio, pero todos declinaron la invitación.

Etiquetas
stats