Rescatan a 2.000 metros el cadáver de un montañero leonés de 49 años en el pico más alto de la Montaña Palentina

La Guardia Civil rescata el cuerpo de un montañero leonés en la Montaña Palentina.

Agencia ICAL


Agentes de la Guardia Civil del Grupo de Especialistas de Montaña de León rescatan el cadáver de un montañero leonés en el Pico Curavacas, el pico más alto de la Montaña Palentina, a unos 2.000 metros de altitud, con temperaturas extremas, abundante nieve y fuerte viento. El fallecido, de 49 años y vecino de la provincia de León, presentaba un traumatismo craneoencefálico que le pudo producir una posible caída de piedras o bloques de hielo que fracturaron el casco, según fuentes del instituto armado.

En torno a las 19.30 horas del domingo, se recibió una llamada en el Centro Operativo Complejo de la Guardia Civil de Palencia para informar que el montañero había salido con intención de hacer el corredor sur del pico Curavacas pero no había regresado, aunque su teléfono móvil daba señal en la misma ubicación desde hacía cinco horas.

Inmediatamente, se activó a tres especialistas del Grupo de Montaña, quienes procedieron a efectuar la subida a pie hasta donde indicaban las coordenadas facilitadas, a unos 2.000 metros de altitud, donde localizaron el cadáver del hombre sobre las 23.45 horas.

Los agentes esperaron la llegada de otros dos componentes para ayudar en el apoyo en el porteo de la camilla para evacuar al cuerpo por las laderas de nieve. A las 4.45 horas, el operativo llegó al vehículo oficial para, a las 5.15 horas, trasladarlo hasta la localidad de Vidrieros (Palencia), donde esperaban los servicios funerarios.

Etiquetas
stats