Recuerdos de un viaje de verano

Los jóvenes aventureros en el muro de Berlín.

Ahora que el otoño entra con fuerza y el fresco mañanero se instala en las vidas de los leoneses para unos cuantos meses son momentos adecuados en que recodar lo vivído en verano. El calor de este verano de San Miguel que está a punto de abandonarnos trae los recuerdos de las experiencias que nos marcaron.

Algó así les sucede a nueve chavales entre 13 y 18 años, seis de ellos de León, que este verano aprovecharon para recorrer desde León, Francia, Mónaco, Italia, Austria, Eslovenia, Croacia, Serbia, República Checa, Polonia, Alemania y Suiza. En total hicieron unos 8.200 kilómetros aprovechando el InterRail, el billete de tren europeo que este año cumple nada menos que 40 años en vigor. Toda esa andadura en apenas dos semanas, del 16 de agosto al 31.

Los adolescentes lo hicieron acompañados de un monitor, Isaac Álvarez, que se dedica a organizar viajes para adolescentes y actividades de tiempo libre, pero este es un proyecto personal más personal enfocado a adolescentes con alto rendimiento académico. Un viaje abierto, con recorridos planificados pero abiertos a las incidencias que los trenes marcan, por estar llenos o por los retrasos que suceden en todo viaje.

Tanto es así que los caminos tienen que variarse y que la ruta les lleve a visitar Mónaco o que el tren que les iba a llevar a Rumanía se cambie por uno con destino a Croacia. Son las ventajas de contar con un billete abierto, también a las incidencias.

Viajar con un grupo de adolescentes, con sus virtudes y defectos, es toda una experiencia tanto para ellos como para el monitor. “Tienen cierta capacidad de decisión en los destinos cuando hay que tomar un camino”, cuenta Isaac, tal y como cuando decidieron en Rumanía poner rumbo a la capital austríaca, Viena.

La comida es otro de los aspectos que el grupo controla, ellos son los responsables de hacer la compra y responsabilizarse de su gestión. Pese a su juventud ellos deciden las ruta de visita a las capitales europeas que se cruzan en su viaje por los raíles europeos, y como grupo se tienen que responsabilizar unos de otros, buscando con el diálogo que la experiencia educativa sea positiva para todos. “Son chavales que no corren ningún riesgo, muy responsables”, indica Isaac.

El valor del grupo es uno de los aspectos más interesantes, pese a ser jóvenes con edades e intereses muy diferentes pero en común su buen rendimiento académico, que mantuvo contacto directo con jóvenes polacos de edades similares, a los que localizaron mediante internet y una simple llamada telefónica.

La más pequeña del grupo, de 13 años de edad, ha sido una de las que más intensamente ha vivido la experiencia al conocer Europa de una forma intensa y vivir el estrés de un viaje así, el debate y la interacción de la convivencia con sus propios compañeros y los que se van encontrando por los diferentes lugares que visitaron.

Una de las visitas fue en la localidad polaca de Auschwitz, donde quedaron impactados al conocer uno de los lugares que recuerda lo peor del ser humano y de la historia europea, “quizás en este momento no puedan ser conscientes de la magnitud de lo que aquí ocurrió pero seguro que en algún día la visita les servirá personalmente” nos cuenta Isaac.

A veces los horarios de trenes no son demasiado amables.

Un viaje muy especial en una fecha especial, recorrer Europa tal y como han hecho miles de jóvenes, y no tan jóvenes, en los últimos cuarenta años.

El año que viene

La propuesta para el verano del año que viene de Isaac Álvarez buscará la aventura en Canadá y los EE.UU. Allí habrá un espacio particular para visitar algunos lugares míticos del conocimiento como son las Universidades de Harvard, de Yale y el MIT de Massachusetts. Todo una búsqueda del conocimiento visitando la cuna de donde ha salido buena parte del mundo en el que actualmente vivimos.

InterRail

El InterRail fue creado en 1972 en el 50º aniversario de la Unión Internacional de Ferrocarriles. Fue concebido como un billete de tren para que los jóvenes de hasta 21 años pudiesen viajar libremente en 2ª clase durante un período de hasta un mes por los países europeos que formasen parte de la Comunidad del InterRail. Con el paso del tiempo, se ha ido ampliando la edad permitida de los viajeros, hasta llegar a suprimirse el límite de edad. También el número de países participantes ha ido aumentando con el paso de los años, sumando 30 en la actualidad.

Etiquetas
stats