Padres comprometidos con la educación

Jean-Pierre Löhrer

Por supuesto su hija no acudirá a clase hoy jueves 9 de mayo, en apoyo a la huelga general educativa convocada contra los recortes y el anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) con la que el ministro, José Ignacio Wert, pretende dar una nueva vuelta de tuerca a la educación española.

En lugar de clase la hija de Jean-Pierre Löhrer recibirá una lección muy especial, conocerá cómo se paga la educación pública gracias a los impuestos de todos los ciudadanos, “que se paga, gracias a nuestros impuestos, que nadie se olvide”.

Una década en España, en concreto en la provincia de León, ha dado a Jean-Pierre Löhrer una visión personal y única sobre nuestra sociedad y su funcionamiento. Como padre de una hija en edad escolar (12 años), en el IES Lancia, tiene muy claro que “la educación cívica es nuestra responsabilidad como padres, no una responsabilidad de los profesores”. Löhrer se muestra muy crítico con la situación del sistema educativo por culpa de los recortes pero considera que la legislación propuesta por el Partido Popular es muy dañina para la igualdad de los estudiantes.

Jean-Pierre Löhrer critica la ausencia de espacios de debate en la escuela con la modificación legislativa que preve la Lomce sobre el Consejo Escolar, “el Consejo Escolar debe tener más poder de debate, como punto de encuentro entre profesores y padres y alumnos; debe ser un lugar de debate pedagógico”. Cree difícil tener una sociedad crítica si los alumnos no tienen ningún lugar donde exponer sus opiniones.

Löhrer critica que la Lomce permita a la Iglesia ocupar espacios en las escuelas públicas

Otro aspecto de la Lomce que este padre no acaba de comprender es el nuevo sistema de competitividad entre las escuelas públicas, que considera puede discriminar a parte de los alumnos por sus notas y que sólo servirá para crear centros de élite en perjuicio de la igualdad.

La ideologización de la Lomce es otra de las críticas de Löhrer, que se reconoce sorprendido por el poder concedido a la Iglesia en las escuelas públicas, al contrario de lo que sucede en su Francia natal. Considera que una normativa educativa con sesgo ideológico es muy negativa en el medio y largo plazo.

Jean-Pierre Löhrer reconoce que el debate sobre la educación no es muy habitual entre los padres españoles, más allá de algunos comentarios puntuales, y lamenta que la sociedad no se plantee realmente qué quiere hacer con sus hijos e hijas. Cree que la apertura de un debate debe ser el punto de partida para tener una educación de calidad, que genere ciudadanos con conciencia cívica y capacidad de reflexionar por sí mismos.

Se sorprende Jean-Pierre de que muchas de las cuestiones que se plantean en las escuelas no se debatan porque la legislación no lo contemple y defiende que si no se contempla tampoco se prohíbe y pide ir más allá de las leyes para poder buscar solución a los problemas y avanzar en una educación de más calidad, que como resultado dará unos alumnos mejor formados.

En esta jornada de huelga Jean-Pierre Löhrer saldrá a la calle a apoyar la huelga en las manifestaciones previstas pero no se olvida de su función como padre, de ahí que su hija conozca hoy una lección de las que no se olvidan fácilmente.

Etiquetas
stats