Un leonés y una leonesa seleccionados como los astronautas españoles de la Agencia Espacial Europea

Pablo Álvarez Alonso y Sara García Alonso Astronautas de la ESA

Dos leoneses han sido seleccionados por la Agencia Espacial Europea [ESA en sus siglas en inglés] como los astronautas españoles de nueva hornada. El puesto titular para él, Pablo Álvarez Fernández, de 34 años, que estudió ingeniería aeroespacial en la Universidad de León y Sara García Alonso, de 33 años, biotecnóloga que también estudió en el Campus de Vegazana.

La Universidad de León se congratula de que dos de sus estudiantes egresados sean elegidos astronautas de la ESA

La Universidad de León se congratula de que dos de sus estudiantes egresados sean elegidos astronautas de la ESA

Los dos han sido elegidos entre 22 nuevos miembros de la nueva promoción de astronautas europeos de 2022, cosa que no se hacía desde 2009. El último español elegido, y el único hasta ahora en la historia de la ESA, fue Pedro Duque hace 30 años, en 1992.

Sara García Alonso ha sido escogida en la categoría de 'astronauta de reserva'. Pese a que significa que no formará parte del personal permanente de la ESA puede ser seleccionada para misiones concretas.

Es decir, esto no coarta sus posibilidades de ser astronauta en un futuro, sino que es posible que le garantice dentro de unos años una plaza para volar al espacio, debido a las grandes necesidades que se prevén en el futuro en la exploración espacial, y esta oportunidad le dará la experiencia para ser elegida para una misión de estas características. No es la primera vez que un astronauta sustituto consigue grandes hazañas, incluso llegar a la la Luna como le pasó a Gene Cernan.

Pablo Álvarez Fernández

El ingeniero aeroespacial español Pablo Álvarez Fernández, (León, 1988) podrá, como nuevo astronauta titular de la ESA participar en misiones a la Estación Espacial Internacional en la segunda mitad de esta década y a la Luna en los años siguientes.

El leonés trabajaba hasta ahora en Airbus Defensa y Espacio, donde ha tenido una estrecha colaboración durante tres años con la agencia espacial con el proyecto del rover Rosalind Franklin con el que se pretende buscar pruebas de vida en el subsuelo de Marte.

Así, se convierte en el tercer astronauta español de la historia tras el ex ministro de Ciencia Pedro Duque (que se incorporó a la ESA en 1992) y Michael López-Alegría (que tiene la doble nacionalidad española y estadounidense y se incorporó aquel mismo año a la NASA y comandante de la primera misión espacial privada a la Estación Espacial Internacional Axiom-1).

Sara García Alonso

Sara García Alonso (León, 1989) ha sido elegida como astronauta suplente, en la reserva, por lo que podría ser la primera mujer astronauta española y la cuarta con nacionalidad española.

Tiene un grado y un máster de biotecnología por la Universidad de León, y pese a tener poca relación con el sector espacial hasta ahora ha sido elegida porque la ESA buscaba personas con otro tipo de formación en diversas ciencias como biología o medicina “con capacidad de trabajar en equipo en situaciones física y psicológicamente exigentes”.

Su carrera científica se inició en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, donde realizó la tesis doctoral, y recibió el premio de excelencia investigadora de la Universidad de Salamanca en 2019. La premiada periodista científica Ángela Bernardo, como colaboradora de ILEÓN, le realizó una entrevista en el año 2014 (que se puede leer aquí).

Aquel mismo año se incorporó al Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en Madrid, donde trabaja en un proyecto de búsqueda de fármacos contra cánceres de pulmón y de páncreas en el laboratorio Mariano Barbacid.

Es especialista en la molécula Raf-1, que es clave en la progresión de algunos de estos cánceres y amplió su formación con un curso sobre creación de negocios de ciencia e innovación en el IE Business School en 2021.

“Su afición por el submarinismo y por el paracaidismo han sido posiblemente un plus en el proceso de selección de la ESA, dado que el entrenamiento de los astronautas requiere pasar largas horas bajo el agua para simular las condiciones de trabajo en el espacio y participar en vuelos parabólicos, en que se crea un efecto de microgravedad en el interior de la cabina de un avión”, explican desde la Agencia Espacial Europea. 

García Alonso es una mujer a la que le gustan los tatuajes (los lleva en ambos brazos) y practica el krav maga, el famoso arte marcial israelí “aunque probablemente esto no haya influido en su proceso de selección, ya que la ESA busca como astronautas a personas que estén en buena forma física, pero no superatletas”, apuntan desde la agencia espacial.

“Sí puede haber influido, por el contrario, su trabajo como voluntaria de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y como organizadora en actividades de divulgación. Los astronautas, destaca la ESA, son personas públicas que representan a la agencia, por lo que deben tener buenas habilidades de comunicación”, explican en La Vanguardia

Superando a más de 22.000 solicitantes

Según la propia información de la Agencia Espacial Europea, en 2021 la ESA abrió la convocatoria para puestos de astronauta y astronauta con discapacidad física. Esta ha sido la primera convocatoria para nuevos astronautas desde 2008. En respuesta, la ESA recibió más de 22.000 solicitudes válidas para el puesto de astronauta provenientes de todos los Estados miembros y miembros asociados. De estas, 1.361 personas fueron invitadas a participar en la fase dos del proceso de selección. Para el puesto de astronauta con discapacidad física se recibieron 257 solicitudes, de las cuales 27 pasaron a la fase dos. 

“A lo largo de la tercera fase del proceso, algo más de 400 aspirantes acudieron al Centro Europeo de Astronautas de Colonia, en Alemania, para someterse a una exhaustiva evaluación psicológica por parte de un equipo internacional de expertos. Aunque las tareas y pruebas concretas son confidenciales, esta fase se diseñó para garantizar que los candidatos seleccionados cumplen el perfil psicológico necesario para trabajar como astronauta”, comenta la ESA en esta página web

La cuarta fase del proceso de selección se inició el 2 de mayo de 2022. Los aspirantes se sometieron a una evaluación médica en la que se valorará su estado de salud y sus capacidades físicas. “El trabajo de un astronauta es físicamente exigente y requiere resistencia y destreza, entre otras cosas. Esta evaluación garantiza que los candidatos seleccionados son capaces de desarrollar el esfuerzo físico necesario para este puesto, tanto en la Tierra como en el espacio”, afirma la Agencia Espacial Europea.

La evaluación médica también se ha ampliado para dar cabida a los aspirantes a astronauta con discapacidad física, para quienes los requisitos físicos habituales podrían suponer un obstáculo de cara a su selección. En este primer caso de reclutamiento de parastronautas se tuvo en cuenta a personas con una deficiencia en las extremidades inferiores y/o con estaturas inferiores a 130 centímetros.

El proceso de selección de la nueva promoción de astronautas se inició el año pasado. A él se presentaron 22.523 solicitudes de toda Europa, de las que más de 1.300 fueron de España, según informa de ello la Agencia SINC. Desde el inicio de los vuelos espaciales de la ESA en los años 80, solo se han elegido 30 astronautas europeos, además de los de esta promoción. En el vídeo de aquí abajo hay entrevistas realizadas por la ESA con los 22 de la promoción de este 2022.

Tras ser seleccionados, los astronautas iniciarán un exigente programa de entrenamiento que les permitirá participar en las misiones espaciales en las próximas décadas. Se espera que los nuevos astronautas participen en las actividades de la estación espacial internacional (ISS) y en otras grandes misiones de gran relevancia internacional.

La ESA se ha comprometido a conseguir una visión del espacio para todos y dos leoneses representarán a España y Europa en esta nueva fase de la exploración espacial, con el objetivo de llegar a la Luna y a Marte tras el lanzamiento de la misión Artemis I para volver a pisar el satélite de la tierra. Y esta vez lo hará una mujer.

Etiquetas
stats