La Junta soltará este mes 120.000 ejemplares de Torymus sinensis en el Bierzo para controlar a la avispilla del castaño

El insecto Torymus Sinensis, parásito de la avispilla del castaño. Foto: InfoBierzo.

Agencia ICAL

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente llevará a cabo durante este mes de mayo las sueltas controladas del parasitoide Torymus sinensis, el insecto que se utiliza desde hace tres años como método de control biológico en la lucha contra la avispilla del castaño en terrenos de la comarca del Bierzo.

Las sueltas, que se reanudaron el pasado 23 de abril, continúan en la actualidad y se prevé que un total de 121.600 ejemplares de insecto con nombre raro, el Torymus sinensis –aunque el tuitero @FerBierzo puntualiza que más aún es el de la avispilla del Bierzo: Dryocosmus kuriphilus– se distribuyan por el territorio a lo largo del mes de mayo para hacer frente a esta especie invasora.

En la actualidad, el Torymus se ha instalado en aquellas zonas donde se ha soltado estos dos últimos años, ya que este año se han recogido agallas en algunos puntos de la comarca y se han obtenido en el laboratorio nuevos ejemplares de Torymus que han salido de ellas. Esto indica que el parásito poco a poco se irá expandiendo por su entorno y que el trabajo de suelta se está llevando a cabo con éxito, apuntaron los responsables de la lucha contra la avispilla. De los ejemplares que se suelten este año, el 63 por ciento serán hembras y el 37 por ciento restante, machos.

Estado de alarma

En colaboración con la Consejería de Agricultura, la Diputación de León y varios ayuntamientos y juntas vecinales de la zona, los trabajos de este programa se iniciaron en marzo con el seguimiento del estado fenológico de los castaños por parte de los agentes medioambientales e ingenieros forestales del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León. A causa de la meteorología, la fenología del castaño se ha adelantado respecto a otros años en algunas zonas, así como la aparición de sus hojas.

En ese sentido, las sueltas han de hacerse en el momento en el que las hojas de los castaños empiecen a aparecer y a ser visibles las pequeñas agallas que provoca la larva de la avispilla, sin que sea posible retrasarlas. Según establece el real decreto por el que se declaró el estado de alarma, los trabajos de suelta de este parásito natural de la avispilla son una actividad que se considera esencial de cara a garantizar menores daños en la producción de castaña de este año y de los próximos.

Por este motivo, los encargados de las tareas cumplen estos días con todas las medidas de seguridad recomendadas por los expertos, como la desinfección del material, el distanciamiento social y el uso de mascarillas y guantes en el manejo de los útiles.

Comercialización regulada

Esta plaga está presente en la provincia de León desde 2017, cuando se manifestó en sotos de la comarca berciana, en la zona más cercana a Galicia. En 2018 y 2019 también se localizaron focos estables de avispilla en Zamora y en la zona colindante con Portugal. Además, también fueron interceptadas y destruidas partidas de plantas con avispilla en la provincia de Ávila. Este año, por primera vez tras la autorización ministerial, las sueltas se llevan a cabo con una comercialización regulada, al igual que otros medios de defensa fitosanitaria.

El pasado año, la Junta impartió un segundo curso de formación para los agentes medioambientales con el fin de poder llevar a cabo los trabajos de control y suelta de forma precisa. Asimismo, continúa la campaña de información a particulares y propietarios sobre el estado de los trabajos y las recomendaciones de gestión en los sotos donde se llevan a cabo las sueltas. Entre ellas, se recomienda no destruir restos de poda mediante el empleo de fuego para no matar a los ejemplares reproductores y su descendencia.

Riesgo de infección de viñas en el Bierzo por mildiu y 'black-rot'

La Estación de Avisos Agrícolas del Bierzo advirtió hoy de que las condiciones meteorológicas previstas para los próximos días, con altas humedades y temperaturas en aumento, pueden favorecer la infección de las viñas de la comarca por mildiu y 'black-rot', dos enfermedades causadas por hongos que pueden afectar al rendimiento de las vides. Las recomendaciones de los técnicos pasan por utilizar materias activas eficaces contra los dos hongos.

En ese sentido, los responsables de la Estación de Avisos subrayaron que los productos fungicidas de contacto son eficaces en la prevención si se aplicaron antes de las lluvias, pero deben volver a aplicarse cuando hayan sido lavados por precipitaciones superiores a 15 litros por metro cuadrado, siempre que se mantengan las condiciones de riesgo de infección.

El 'black-rot' es una enfermedad causada por el hongo Guignardia bidwellii, que produce lesiones en todas las partes verdes de la vid, incluidos los racimos. Por su parte, el mildiu produce manchas de color verdoso en las hojas, que se van tornando de un color amarillento antes de volverse marrones, secarse y caer.

Etiquetas
stats