El Centro de Oficios de León sigue a 'media jornada' porque no hay quien abra sus puertas

Imagen de archivo: Centro de Oficios de León.

Alumnos y profesores del Centro de Oficios de León, dependiente del Ayuntamiento y ubicado en la Plaza Mayor, denuncian que no pueden asistir a las clases de tardes por la falta de un conserje que les abra las puertas, ya que una baja y la falta de sustitutos obstaculiza el desarrollo normal de la actividad del centro.

Esta situación, además, no es nueva, ya que ya ocurrió durante el primer trimestre del año pasado y este lleva sucediendo reiteradamente desde que comenzaron las clases el pasado 26 de septiembre: “Desde el departamento de personal podría haberse previsto  la solución para este curso ya que las irregularidades comenzaron a mediados del curso pasado,  con las ausencias del conserje asignado que tuvo que ser frecuentemente sustituido por otros o  por personas procedentes de una empresa de trabajo temporal”, aseguran los alumnos y los profesores.

El Centro de Oficios y Artes Plásticas depende de la Concejalía de Acción y Promoción Cultural del Ayuntamiento de León. Hay dos sedes: una en Puente Castro y otra en la Plaza Mayor de la ciudad de León.

Esta situación ha provocado que los alumnos del centro, actualmente 150 en total, que pagan en algunos casos hasta 50 euros mensuales por las clases, no pueden acudir a las clases que se dan por la tarde, ya que son esas horas en las que no hay quien abra la puerta.

Además de todo, tampoco se están impartiendo las clases de Conservación de Bienes Culturales debido a la jubilación de la anterior profesora cuya plaza no se ha reocupado.

Los profesores y los alumnos del Centro de Oficios aseguran que el único motivo por el que continúan con las clases de mañana es porque el conserje asignado al edificio de Don Gutierre se hace cargo de la apertura y el cierre del edificio. La solución para las clases de tarde fue darle a los propios profesores las llaves del Centro, que han estado abriendo “por voluntad y por respeto a los alumnos que están matriculados”, mientras esperaban a la incorporación de un nuevo conserje.

En cambio, la solución todavía no ha llegado y los profesores se niegan a realizar labores fuera de sus competencias debido a las características históricas del edificio, catalogado y perteneciente al Patrimonio histórico de la ciudad Aseguran que la puerta debe permanecer abierta en todo momento, ya que es el único punto de entrada y salida del edificio: no tiene salidas de emergencia.

Además, dadas las características de la puerta y su sistema de cierre, profesores y alumnos aseguran que tampoco es factible colocar un dispositivo de apertura automática.

Ya que el edificio forma parte del Patrimonio histórico de León los turistas acceden a su interior de forma continua, con la intención de visitar el edificio y que no tienen las instrucciones necesarias para poder hacerlo sin la presencia de un conserje: “Personas que irrumpen e interrumpen constantemente las clases y a las que hay que atender,  empleando los profesores parte del horario lectivo por el que los alumnos pagan una matrícula y  una mensualidad”, aseguran los profesores y los alumnos.

Un parche durante San Froilán y quejas sobre la suciedad

La ausencia de un conserje afecta a alumnos y profesores los días de mercado. Los alumnos y los profesores aseguran que durante estos días la gente accede a los baños de la planta baja del edificio y denuncian olores y falta de higiene en los aseos: “En ocasiones también han accedido toxicómanos y delincuentes que cometen hurtos e incluso  actos de vandalismo”, dicen en su comunicado.

Los alumnos aseguran que han presentado múltiples quejas y protestas sin respuesta. También los trabajadores y sus representantes sindicales han presentado quejas e informes solicitando una solución que no llega: “Ninguna de las concejalías competentes, Cultura y Personal, han aportado ninguna solución y el centro permanece cerrado en horario de tarde”.  

“El Ayuntamiento tampoco podrá cobrar las matrículas ni las mensualidades de un servicio que se oferta en unas condiciones y que no se está prestando a los ciudadanos que con ilusión han cubierto, incluso con lista de espera, todas las plazas ofertadas”, opinan los alumnos y profesores. 

Durante la semana de San Froilán el Ayuntamiento aseguró a este periódico que el problema se había resuelto pero lo que ocurrió fue que se contrató a un conserje solamente durante esa semana para que los artistas que celebraban sus conciertos en la Plaza Mayor pudieran usar el edificio como vestuarios, camerinos y para acudir al aseo. Como parche para esta situación se contrató conserjes eventuales a través de una empresa de trabajo temporal para las tardes. Por ello, las clases pudieron retomarse, pero cuando terminaron las fiestas la problemática regresó.

La Concejalía de Acción y Promoción Cultural reconoce la existencia de este problema y lo achaca a la paralización del proceso selectivo para constituir una bolsa de trabajo para contratar ordenanzas, después de una investigación por supuestas filtraciones del examen. Actualmente se sigue investigando y la contratación de nuevos ordenanzas se ha paralizado, a la espera de la realización de un nuevo ejercicio bajo un nuevo tribunal.

El jueves 27 de octubre tuvo lugar una mesa de negociación entre representantes de los sindicatos de Comisiones Obreras y CSIF con la concejalía de Personal del Ayuntamiento de León que el propio equipo de Gobierno municipal oculta. Fuentes relativas al Centro de Oficios aseguran que en esa reunión no se llegó a ningún acuerdo y que el Ayuntamiento “trató de forzar a los profesores a que fuesen ellos quienes abriesen las puertas del Centro porque, según ellos, está dentro de sus funciones”. Próximamente habrá una segunda reunión, de la que no ha trascendido lugar ni fecha.

Denuncia de UPL

A estas quejas se han unido grupos municipales como UPL que exige al Ayuntamiento tanto la reposición de la plaza de profesor en el curso de vidrieras como cubrir la plaza de conserje: “Sea por la presencia de funcionario de plantilla de este ayuntamiento o, de modo provisional, con la contratación de persona que se encargue de estas funciones de conserjería, teniendo en cuanta además, que en el propio edificio por su carácter histórico necesita de un conserje permanente, en los momentos en los que esté abierto, para evitar entradas indeseadas que puedan dañar el patrimonio municipal”.

Etiquetas
stats