Avisan a la policía por una pelea en León y encuentran un bar sin licencia, fuera de horario y con 40 personas fumando y bebiendo

Una patrulla de la Policía local en una intervención nocturna en León, archivo.

Redacción ILEÓN

La Policía Local de León acudió a un aviso por una pelea en una calle principal del barrio de El Ejido en la capital leonesa y, aunque no hubo ni rastro de que se hubiera comedido una agresión, acabó sorprendiendo una serie de irregularidades que se estaban produciendo en el interior de un establecimiento hostelero, imponiéndose por ello numerosas multas.

Según relata el Ayuntamiento de León en una nota de prensa, los agentes municipales acudieron a intervenir en un establecimiento ubicado en la calle José María Fernández después de haberse recibido el aviso de que se podía estar produciendo una agresión en el exterior del mismo.

Una vez en el lugar, los policías no encontraron prueba ni rastro alguno de esa presunta agresión, así como tampoco a nadie que reclamara auxilio, pero finalamente no hicieron el viaje de balde. Y es que se dieron cuenta de que en el local había una ajetreada actividad a pesar de haberse superado el horario permitido de cierre para la hostelería, encontrándose de hecho el bar con las puertas cerradas y unas 40 personas en su interior, tal y como contabilizaron después.

Tras el registro e inspección del local, y la petición de todo lo necesario al responsable del negocio en ese momento presente, finalmente la Policía Local tramitó un total de tres denuncias por incumplimiento de diferentes artículos de la Ley de Establecimientos Públicos: una de ellas por no exhibir la preceptiva licencia, otra más por el incumplimiento del horario de cierre del local y finalmente por razones de seguridad, por ejercer la actividad con la puerta cerrada.

Pero la cosa no se quedó ahí. También se tramitó contra el responsable del bar una infracción de la Ley del Tabaco al local, por haber permitido que los clientes fumaran en el interior, así como también a uno de los clientes que lo hicieron. E incluso se impuso otra denuncia más a otro cliente diferentes pero en este caso por el consumo de sustancias estupefacientes. Una vez hecho todo el papeleo, los policías desalojaron el establecimiento, cuyo nombre no se indica.

Etiquetas
stats