Denunciarán los servicios mínimos impuestos en la huelga de limpieza de la ULE

Estado de la Facultad de Derecho durante la huelga de limpieza.

Con más de una semana ya de conflicto abierto sigue la huelga de limpieza en la Universidad de León sin visos de acuerdo a corto plazo. Las huelguistas mantienen sus medidas de presión y han mostrado su rechazo a los servicios mínimos impuestos ayer por la Junta de Castilla y León, vía Bocyl, que consideran “abusivos”.

Así el comité de huelga está valorando distintas medidas contra esos servicios mínimos que establecen un trabajador por centro, el 20% de la plantilla total. Recuerdan además que en algunos casos es el 50% de la plantilla del centro de trabajo, algo que consideran atentaría contra el derecho de huelga de estos trabajadores.

De momento se mantienen las movilizaciones en el campus de Vegazana de los huelguistas dando a conocer su situación. La plantilla del servicio de limpieza afronta despidos y un buen recorte de derechos laborales debido a la baja licitación que la Universidad de León adjudicó el servicio a la empresa Linorsa. Hasta el año pasado el servicio se prestaba con un centenar de trabajadores por importe de 2,4 millones de euros siendo adjudicado este año en 1,9 millones. La importante rebaja conllevaría despidos ya que la actual plantilla tiene un coste aproximado de 2,1 millones de euros. Por esta razón los sindicatos y trabajadores consideran responsable al rector José Ángel Hermida y su equipo de Gobierno como responsables de los posibles despidos y pérdida de derechos laborales.

Caja de resistencia

Los huelguistas han abierto estos días una caja de resistencia y solidaridad -Caja España ES31 2096 0092 2640 9978 9700- para hacer frente a gastos de las madres trabajadoras con hijos pequeños en huelga. Piden aportaciones voluntarias de solidaridad con los recortes que afronta el servicio.

Reunión y apoyo de UPL a los huelguistas.

Este lunes el comité de huelga mantuvo una reunión con Unión del Pueblo Leonés, entre los que se encontraban el secretario general de UPL, Eduardo López Sendino, y el procurador en las Cortes, Alejandro Valderas.

Durante la reunión los trabajadores plantearon las reivindicaciones que les han obligado por la cerrazón de la empresa y en definitiva de la propia Universidad, a ejercitar su derecho a huelga.

Tanto el secretario general, como el procurador en Cortes, se han comprometido a instar moción ante el Ayuntamiento para el desbloqueo de la situación por parte de la Universidad, así como el procurador en Cortes se ha comprometido a hacer gestión ante la Consejería de Educación, encaminado todo ello a evitar despidos de trabajadores, así como la precarización en sus condiciones de trabajo y emolumentos ya de por sí reducidos en su momento.

Etiquetas
stats