Cómo ser ecológico y ahorrar energía en León

Ser ecológico y ahorrar

Seguro que has escuchado mucho eso de “No hay Plan B”. Manido, puede, pero no por ello deja de ser cierto y muy preocupante. Ya no solo para las generaciones venideras, sino para los que estamos ahora aquí. La cuenta atrás se activó hace tiempo, aunque no lo queramos ver.

Por eso, es tan importante el cuidado del medio ambiente. Hay que buscar métodos para impedir que se sigan extinguiendo más especies vitales para el ecosistema. Ni que decir tiene el efecto negativo que ya es palpable con la desaparición de bosques y la contaminación.

La ecología promueve actividades que mejoren la calidad de vida de los seres humanos respetando el entorno en el que vivimos. Y no son pocos los frentes que hay abiertos: la desertización, el aumento de la temperatura, la erosión de los terrenos, la destrucción de la biodiversidad, la crisis mundial de los recursos hídricos y la contaminación del aire, del suelo y del agua. 

Pero vamos a ver el lado positivo y, fundamentalmente, activo en esta causa. Te vamos a dar varias ideas para que incorpores en tu día a día centradas en el ahorro de energía. Seguro que tu bolsillo también lo agradece. Está en tu mano llevarlas a cabo siempre que puedas.

  • Cuidadito con el agua: Después del veranito que hemos pasado con las sequías el tema del agua preocupa. Vale que en León tenemos pantanos caudalosos, pero no sería la primera vez que podamos pisar uno de ellos, ¿verdad? Así que, duchas de no más de cinco minutos intercalando agua caliente con fría para que nos cueste menos salir. Y ahora también puedes poner un cabezal de ducha de bajo flujo, diseñados para conservar el agua.
  • Que se te encienda la bombilla de bajo consumo: Que nos toquen el bolsillo es la mejor manera de ponernos las pilas, así que si no quieres llorar con la factura de la luz usa este tipo de iluminación. Como su nombre indican consumen hasta un 75% menos de energía.
  • Airéate: Y si seguimos con el tema del gasto energético no hablemos de los aires acondicionados… Con lo barato y respetuosos que es con el medio ambiente abrir la venta.
  • ¿Paneles solares?: Si tienes la posibilidad de valorar esta posibilidad para tu hogar o edificio echa números y decide. Pero yendo a una alternativa a menor escala, si tienes una terraza o jardín, puedes iluminarlas con luces solares que almacenan la luz.
  • El sol es la mejor secadora: No sé si entre tus electrodomésticos cuentas con una secadora, pero de ser así te animo a que pruebes a tener la ropa al sol para ver si lo notas en la factura.
  • Solo cuando esté a tope: Pon el lavaplatos y la lavadora cuando estén llenos para utilizar con menos frecuencia estos electrodomésticos y gastar menos agua. Y si utilizas detergentes de agua fría también ahorras dinero.
  • Sé tan inteligente como tu termostato: Con un cacharrito tan listo puedes ahorrar hasta un 12% en calefacción y un 15% en aire acondicionado.
  • Con enchufe: A ser posible a un alargador con energía inteligente. Detectan cuando los dispositivos conectados entran en modo de espera y luego se apagan para ahorrar energía. O simplemente, apaga los aparatos electrónicos cuando no los uses y no los dejes siempre enchufados porque su vida útil se reduce considerablemente.
  • Ponte la pila recargable: Se pueden utilizar ciento de veces.
  • ¿Un ladrillo en el inodoro?: Esto ya es muy pro, pero por intentarlo que no quede. Si se introduce un ladrillo u otro objeto que ocupe espacio en el tanque de su inodoro, hay menos volumen para que el agua se llene. Menos volumen significa menos agua usada cada vez que su inodoro se llena. 

Si te han gustado estos sencillos y prácticos consejos para ser responsable con el planeta en tu día a día, mientras que te ahorras unos eurillos, seguro que te interesa nuestro próximo artículo sobre cómo ser ecológico con la lista de la compra. 

Etiquetas
stats