Exposición de fotos en Villablino sobre Indurain en el 30 aniversario de su primer Tour de Francia

Mondelo retratado junto a Indurain.

Luis Álvarez / Villablino

Bajo el título 'Miguel Indurain, caballero del deporte', se puede ver durante todo el mes de agosto en la Casa de la Cultura de Villablino una exposición de un centenar de fotografías, que recorren su vida deportiva, social y hasta familiar del deportista, desde 1984 hasta su retirada en 1997. Las imágenes son obra todas del fotoperiodista de origen lacianiego Desiderio Mondelo.

La muestra recoge el primer contacto entre el fotógrafo y el ciclista en la Olimpiada de Los Angeles de 1984, uno haciendo la cobertura fotográfica y el otro como participante. El trabajo profesional de Mondelo le mantuvo en contacto con Miguel, quien no en vano cubrió 20 Tours de Francia, 25 vueltas a España, un Giro, tres Olimpiadas y multitud de clásicas y grandes premios.

El 28 de julio se cumplieron 30 años de la primera victoria en el Tour de Francia de Miguel Indurain y este es el recuerdo y el homenaje de Desiderio a uno de los ídolos de su gran pasión, además de la fotografía, el ciclismo. “Una exposición que por primera vez la mostré en Pamplona hace ya 25 años”, y que solo es la cuarta vez que sale de su casa, para traerla “aquí a mi tierra, con motivo de este 30 aniversario”.

Desiderio nació en 1951 en Caboalles de Abajo. Su padre, aunque minero, compaginaba ese trabajo con el de fotógrafo. La gran mayoría de las familias del pueblo de los años 40, 50 y 60 tienen en sus casas fotografías de él, que en el reverso llevan la impresión en tinta azul de un sello de caucho de forma ovalada con la siguiente leyenda “Foto Alejandro Mondelo, teléfono 74, Caboalles de Abajo (León)”.

Era una forma de tener constancia de cómo se hacían las cosas antes. Comuniones, bodas, bautizos o cualquier celebración familiar era motivo suficiente para llamar al fotógrafo, para obtener con ello un recuerdo imperecedero del instante o para enviar las imágenes a los familiares y amigos lejanos.

“Eso fue lo que mamé desde pequeño, a los 12 años ya iba con mi padre en la bicicleta para ayudarlo a llevar las cámaras, los flases, a las bodas o las comuniones, cómo no iba a terminar siendo fotógrafo”, comenta. La otra razón de su pasión por el ciclismo está en José López Rodríguez. 'Pepín' como se le conoció siempre por aquí, también paisano del pueblo, algo mayor que él y que ya era un ídolo local en aquellos años 50, “incluso lo vi siendo yo muy joven ganar Los seis días de Madrid”.

Su vida terminó yendo por los derroteros que siguió. Comenzó joven su carrera profesional en Madrid trabajando para varios medios de comunicación hasta que entró en la Agencia EFE, con primer destino en Galicia a finales de los años 70, luego País Vasco y finalmente Madrid para cubrir todo tipo de eventos, sociales, políticos, guerras, pero sobre todo acontecimientos deportivos, Olimpiadas (Los Ángeles, Seúl, Barcelona), campeonatos mundiales de fútbol y competiciones internacionales y nacionales, pero especialmente el ciclismo.

En su página web personal comparte con quienes deseen recordar o conoceresa experiencia de vida como testigo en primera fila de casi medio siglo de la historia, con las imágenes que su cámara y su ojo han recogido e inmortalizado. Acompañadas con extractos de textos explicativos de las imágenes, además de encontrar una breve y escasa reseña personal.

Desiderio se considera un hombre de carácter luchador. “Creo que heredado de mis padres”, a los que admira por su tesón y su pelea para sacar a la familia adelante. Con varias anécdotas deja bien claro cómo se las gastaba la gente de mediados el siglo pasado. “Mis padres aprendieron fotografía con un curso de CCC por correspondencia y montaron el laboratorio en casa para revelar, los dos” y cuando nació su hermana ya en la década de los 60, “lo hizo en Ponferrada, en el hospital y mi padre le hizo unas fotos”, como tardaban 10 días en volver a casa madre y hermana, los hermanos para conocer al nuevo miembro familiar ,“nos empeñamos, sin saber revelar las imágenes, en hacerlo y lo logramos con constancia y errores”, comenta. Y “con lo fácil que es ahora con los móviles”.

También destacaba que eso del carácter “peleón y luchador es muy de la gente de esta tierra, de Laciana, que creo que a todos nos ayudan estas montañas y este clima para fortalecernos en el cuerpo y en el espíritu”.

Etiquetas
stats