Una nueva semana de protestas mineras marcadas por la incertidumbre

Manifestación mineros León en Botines frente a la Diputación, donde están encerrados seis

El rescate europeo a la banca española, o préstamo en la terminología del Gobierno, ha encendido aún más los ánimos en el sector minero que ya comparaba sus necesidades con las de Bankia y estimaba que el Gobierno podía hacer más de lo que ha hecho hasta el momento.

Antes de conocerse el rescate español el ministro de Industria, José Manuel Soria, recordaba al sector “no es un ajuste que el Gobierno haya hecho caprichosamente sino que responde a que no hay más recursos, de donde no hay no se puede sacar”. Así culminaba una semana de sonoras protestas mineras a las que de momento el Gobierno ha hecho más bien oídos sordos pese a que se ha mostrado públicamente, una y otra vez, abierto al diálogo. La pregunta es si es posible el diálogo cuando una de las partes no se ha movido un milímetro de su postura de recorte y sus cifras no se mueven, más allá de algunas maniobras financieras que más bien parecen un avance de fondos para el cierre que de una apuesta por la supervivencia del sector.

El rescate europeo empeora la situación de la minería porque no deja margen para crecer el déficit público con más fondos

Tras el rescate a España, aunque sólo afectará al sector financiero, se espera que los socios europeos sean muy vigilantes con las cuentas públicas del Estado y en particular con el déficit público. Y esto es una mala noticia para el sector minero y su expectativa de que el recorte sea menor. Más fondos para la minería significan o recortes en otros puntos o más déficit público, pero esa es una línea roja que el Gobierno no va a traspasar de ninguna de las maneras, y menos después de lo del sábado pasado. La única esperanza es lograr un recorte menor vía enmiendas en el Senado pero parece que las expectativas son muy pobres. Si se sube en un sitio hay que quitar en otro y las cuentas parece muy cerradas.

Los mineros afrontan su segunda semana con huelga total en el sector y con previsión de acciones significativas para mostrarle al Gobierno el apoyo social con que todavía cuenta la minería. La que seguramente sea la más espectacular es la marcha nocturna por la ciudad de León este próximo martes 12 de junio a las 10 de la noche. En ella los mineros se movilizarán con sus cascos y lámparas e invitan a todos los ciudadanos a que se unan a la marcha que terminará en la sede de la Diputación de León, donde siguen encerrados seis de sus compañeros.

El segundo acto de importancia tendrá lugar simultáneamente en León y El Bierzo con sendas marchas mineras. La que llegará a León lo hará desde La Robla y habrá otra que llegue al pozo de Santa Cruz del Sil donde siguen encerrados siete mineros, que llegará desde Ponferrada y Fabero. Dos marchas para solidarizarse con sus compañeros encerrados y hacer más visible aún la protesta minera.

Mientras tanto las protestas en León y Ponferrada es probable que se mantengan, con su habitual estruendo y bajo la amenaza de los sindicatos de que si no hay avances se endurecerán. Así que es probable que haya nuevos cortes de carreteras y ferrocarriles en esta semana.

Etiquetas
stats