Alberto Taibo presenta en El Albéitar su último proyecto audiovisual

Alberto Taibo

L. Castellanos

Alberto Taibo, que alterna su oficio de docente con el de creador audiovisual, ha participado en diferentes proyectos, como 'El maestro armero' o 'Nicanor del Valle Nistal', y desarrollado una atractiva actividad a través de la cual ahonda en las posibilidades del hecho creativo. Su último trabajo le ha permitido centrarse en una obra de un posible director francés, Paul Garnier, al parecer especialista en biografías de hombres ilustres, dedicada a la figura de un monje, el Padre Bernardo, asesinado en 1938 por unos maquis anarquistas escondidos en el Valle del Silencio y posteriormente beatificado por Juan Pablo II en 2004, y sometida al encargo de una productora ligada a la Iglesia. Con este material el realizador leonés acaba proponiendo un ejercicio de creación que buscaba la génesis de analogías entre el pasado y el presente, jugar entre ficción y no ficción, usar diferentes fórmulas interpretativas y de representación y “romper” el film de Garnier para aproximarse a una realidad más cotidiana.

Este proyecto, que hoy conocerá presentación en El Albéitar, cuenta con la presencia de reconocidos especialistas procedentes de la cultura leonesa. Así, quince actores acreditan el elenco; Eugenia Navajo se encarga de la dirección artística; la música es obra de Pablo Vega y 3 Gatos Swing y Marie Minouche la interpreta en directo; el sonido lleva la firma de Nilo Gallego; la fotografía es responsabilidad de Óscar Raimóndez, Juan Marigorta, Alberto Taibo y Chus Domínguez; y el montaje es de Alberto Taibo, Chus Domínguez, Carolina Pérez.

Son abundantes los materiales empleados por Taibo en la caracterización de todo el film: secuencias del telefilm de Garnier, además de su 'making of'; recreaciones con material de archivo de comienzos del siglo XX; iconografía religiosa barroca creada por Garnier para documentar el relato; y material de superposición perteneciente a documentos videográficos actuales que conectan con las temáticas que aparecen en la película sobre el monje.

“La complejidad del audiovisual residía en mezclar materiales heterogéneos con la intención de unificarlos”, ha comentado el director leonés, autor también del guión. “En el desarrollo del trabajo carecía de una tesis previa, lo que me permitía 'jugar' a la espera de que el propio material me diese una respuesta para seguir adelante. En muchos momentos era un salto al vacío”. Además, para Taibo, las grandes dificultades que ofrecía el proyecto residían sobre todo en “las distintas narraciones que se iban creando a medida que grabábamos”. “Las historias del director francés, del monje y de los anarquistas exigían una continuidad, pero conscientemente estaban mutiladas. El resultado es un intento de unificar lo diverso, con el propósito de que en algún instante del desorden aparezca una forma que se pueda llamar cinematográfica”, concluye.

Lugar: El Albéitar. A las 20.15 horas

Día: 20 de diciembre de 2013

Entrada: Gratuita con invitación

Etiquetas
stats